01-10-2022
Beneficia a a los grandes acopiadores y comercializadores de granos
Dólar Soja. “Autoriza la fuga del 30% de la liquidación de divisas”. el analista económico Rodolfo Treber
El analista económico Rodolfo Treber explicó que las medidas anunciadas por el Banco Central para incentivar la venta de cosechas de soja, sólo beneficiará a los grandes acopiadores y comercializadores de granos, que apuestan a la devaluación y fuga de divisas.

Ante la escasez de divisas que atraviesa el país, el Banco Central anunció medidas para incentivar a los productores agropecuarios a vender las cosechas de soja. Así, el 70% de lo que se venda podrá ser aplicado a un depósito en pesos ajustado por la evolución del dólar, y el 30% restante podrá utilizarse para la compra de dólares con una cotización equivalente al tipo de cambio oficial más el impuesto País y el adelanto de ganancias.

Se estima que 40 mil productores están acumulando entre 13 mil y 20 mil millones de dólares, a la espera de liquidar las cosechas ya con un peso devaluado que les remita mayores ganancias.

El analista económico Rodolfo Treber criticó la medida del Banco Central a la que consideró una "estafa al pueblo argentino ya que permite la fuga del 30% de las divisas de la liquidación de la cosecha".

 "La extorsión termina generando un rédito favorable, y no para los productores, porque no es un beneficio para productores sino que es para acopiadores y comercializadores, en Argentina están claramente separados el productor del acopiador, que es el que genera esta presión y son a su vez los grandes beneficiarios de esta medida", indicó el especialista, al tiempo que sostuvo que el gobierno está yendo hacia "un nivel de liberación de la economía como nunca antes se vio, ni siquiera con los gobiernos claramente neoliberales desde la vuelta a la democracia, como los de Menem o Macri, que no se habían atrevido a ceder un 30% de la liquidación de materia prima directamente a la formación de activos externos, a favor de estas empresas que además hay que aclarar; son transnacionales".

Y agregó: "No hablamos de una oligarquía vernácula o un sector de empresarios nacionales, el gran grueso de estos 18 mil millones de dólares que están acaparando están en manos de cinco empresas transnacionales que concentran cerca del 70% del comercio exterior argentino".

A pocas horas del anuncio, el empresario agropecuario Gustavo Grobocopatel, declaró que no cree "que sea un incentivo extra lo que están hablando de poner un tipo de cambio diferente; van a poner un tipo de cambios diferente y el productor va a seguir vendiendo a medida que va necesitando". Hace algunas semanas también se había sincerado al defender a los demarcadores de precios: "Lo que algunos llaman especulación, es una forma de defensa ante esta turbulencia o esta inseguridad que hay", dijo.

Consultado por estas declaraciones, Treber aseguró: "Lo que hace Grobocopatel es marcar la cancha para que esta medida quede de manera estable y no solo hasta el 31 de agosto. Gran parte se va a liquidar, pero no soluciona el problema de fondo, que son Grobocopatel y todas las transnacionales. El grave error del gobierno, que ya es parte de la política de este gobierno que ha llevado adelante en tres años, es intentar de manera permanente negociar como si fueran amigos con diferencias con estos sectores concentrados del poder económico y político. La historia marca que las soluciones que tuvieron un final feliz o buenos momentos para el pueblo argentino, han sido enfrentando el conflicto, no negociando con el verdugo".

El analista, a su vez, insistió en que el gobierno "regaló un 30% de la exportación de manera automática, mientras el otro 70% se lo dan como cobertura para la inflación, en dólar link, remunerado diariamente por el Banco Central. Cubren a las grandes exportadoras, las cubren de la inflación mientras el pueblo queda a la intemperie, y además, permite fugar el 30% de las divisas".

"Está claro que el gobierno se asume en una posición de ultra debilidad y sometimiento donde cada paso que da es un paso para atrás, porque se asume derrotado, no afronta el conflicto ni llama al pueblo para movilizarse. Algo muy simbólico del momento actual, es que ayer, sectores que todavía apuestan al Frente de Todos, hicieron una enorme marcha y en el mismo momento en el que esos sectores ponían su esperanza para apoyar al gobierno, el gobierno lanza una medida de corte ultraneoliberal y extranjerizante", concluyó. (R. Gráfica)