03-12-2022
Informe de a Dirección de Estadísticas porteña
CABA: El aumento de impuestos de Larreta pegará más fuerte en los sectores asalariados
Los ingresos de ese segmento crecen a un ritmo de 46% anual mientras que los ajustes tributarios superan el 50%.
Los asalariados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sufrirán un fuerte recorte en su poder adquisitivo debido al impacto que tendrá sobre sus ingresos el aumento de impuestos previsto por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Un informe publicado por la Dirección de Estadísticas porteña indicó que los ingresos de quienes perciben un sueldo en el distrito crecieron en torno al 46% al cierre del tercer trimestre del año.

En cambio, los aumentos impositivos tienen como base acompañar la inflación general que se estima estará por encima del 50%. El ABL tiene una fórmula directa de actuación mes a mes de acuerdo a la incremento del costo de vida. En tanto, las patentes sufrirán un incremento similar, que irán a la par de VTV y peajes.

Funcionarios del gobierno porteño defendieron la metodología de ajuste e incluso el reciente electo diputado Martín Tetaz negó que se trate de un "aumento" sino de una "actualización" dado que van a la par de la inflación.

Sin embargo, como las subas de los impuestos y servicios que ofrece el gobierno local están por encima de las mejoras de los ingresos eso se traduce en una mayor  presión impositiva, claramente demostrada desde las mismas estadísticas oficiales.

Los informes indican que al cierre del tercer trimestre el ingreso medio de un asalariado era de $ 67.746,  46% más que en el mismo período de 2020 cuando era de $ 46.105. En el último trimestre de 2020 ese último valor trepó a $ 54.348 con lo cual para que el final de 2021 los salarios le emparden a la inflación debieran crecer hasta $ 81.522 y el aumento entre el tercer y cuarto trimestre de 2021 debiera ser del orden de 20%.

Si bien en términos nominales los ingresos de los trabajadores por cuenta propia son menores, $ 54.261 al cierre del tercer trimestre, en términos porcentuales lucen más aliviados porque la recuperación de ingresos es del orden de 60%, unos 10 puntos por encima de los aumentos propuestos. (NA)