04-12-2021
Superó los 4,5 millones de casos
Máxima alerta en Reino Unido por nueva ola de coronavirus: piden fuertes restricciones
La tasa de infecciones no sólo se sostiene, sino que sigue en ascenso en Reino Unido, el número de muertes diarias alcanza el nivel más alto desde marzo y las hospitalizaciones se acercan al millar. Crece el temor ante el invierno boreal.

Gran expectativa hay por el anuncio que hará esta tarde el secretario británico de Sanidad, Sajid Javid, en vistas de que en el Reino Unido, la tasa de infecciones por Covid-19 no sólo se sostiene sino que sigue en ascenso, el número de muertes diarias alcanzó ahora el nivel más alto desde marzo y las hospitalizaciones se acercan al millar.

Será la primera conferencia de prensa sobre la situación del Covid-19 en cinco semanas.

Luego de que el país superase ayer los 4,5 millones de casos desde el inicio de la pandemia y registrase su peor dato diario de fallecidos desde marzo, los trabajadores sanitarios británicos pidieron recuperar algunas de las restricciones adoptadas previamente para frenar la expansión del Covid-19 si hay una "crisis de invierno".

El Ministerio de Salud de Reino Unido reportó el martes 43.738 nuevos positivos por coronavirus y 23 fallecidos, en un momento donde la campaña de vacunación está más estancada. El Gobierno estima que el 79% de la población mayor de 12 años recibió ya dos dosis.

La Confederación del NHS, que aglutina a organizaciones de la sanidad pública, instó a las autoridades políticas a considerar un "plan B" en caso de que los contagios repunten y el sistema sanitario vuelva a estar bajo presión, por ejemplo con el cierre de lugares públicos o la obligatoriedad del uso de barbijo. La cifra de ingresos hospitalarios aumentó un 10% en la última semana.

Pero el secretario de Estado de Negocios, Energía y Estrategia Industriales, Kwasi Kwarteng, advirtió que por ahora no hay "plan B'". "No quiero volver a una situación donde haya confinamientos", subrayó a la BBC.

En otra entrevista, con la emisora LBC, incluso descartó "categóricamente" este hipotético confinamiento e incluso criticó que se plantee como una posibilidad. Quiere que Reino Unido siga avanzando hacia "una vida normal", en lo social y en lo económico.

El primer ministro, Boris Johnson, admitió que se avecina "un invierno difícil", pero por ahora no quiere dar marcha atrás con el levantamiento de restricciones. (El Cronista)