04-12-2021
Los cigarrillos representan la mitad de la facturación
Kiosqueros bonaerenses denunciaron que podrían cerrar 15.000 kioscos por iniciativa "antitabaco" del diputado Otermin del Frente de Todos
Avanza en la legislatura provincial una iniciativa kirchnerista que pretende impedir la venta de cigarrillos y productos de tabaco a 100 metros de centros educativos. Los cigarrillos representan la mitad de la facturación de los kioscos.

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) denunció que cerrarán 15.000 kioscos en la provincia de Buenos Aires y otros 28.000 quedarán seriamente afectados si se aprueba un proyecto de Ley "anti venta de cigarrillos y tabaco" presentado por el Frente de Todos en la Cámara de Diputados provincial.

La explicación que dieron es que el proyecto prohíbe a los kiosqueros vender cigarrillos y productos de tabaco a 100 metros de centros educativos y por eso, de aprobarse "en tres meses cerca de 15.000 kioscos van tener que cerrar porque no van a llegar a cubrir los gastos".

Según indicó el titular de UKRA, Adrián Palacios, en declaraciones radiales, la medida tendrá también consecuencias en el empleo, porque se trata de comercios que en muchos casos abren 24 horas. "Los kioscos quedan abiertos cuando los colegios cierran, pero no van a poder subsistir sin la venta de productos de tabaco", aseguró Palacios.

Rentabilidad
 
Actualmente, el 80% de las personas que compran tabaco en los kioscos consumen algo más, y por eso "los cigarrillos y el tabaco representan hoy entre el 40% y el 70% de la rentabilidad del kiosquero", explicó el dirigente.

El proyecto, que lleva la firma del titular de la Cámara de Diputados de la provincia, Federico Otermin, obliga además a todos los kiosqueros a nivel provincial, unos 28.000, a tener que "esconder" los productos.

"Hay que modificar todo el kiosco e invertir miles de pesos que hoy el kiosquero no tiene", explica. Palacios agregó que la actual disposición de los kioscos cumple con la regulación de tabaco dictada por el Ministerio de Salud de la Nación.

Los locales que vendan productos de tabaco podrán colocar letreros en su interior indicando que tienen productos para la venta, cuáles son sus marcas y precios, a condición que no se vean directamente o indirectamente desde el exterior.

El proyecto bonaerense ya fue aprobado en la Comisión de Industria de la legislatura y resta que pase por otras tres comisiones, entre ellas, la de Salud.

"Queremos ser incluidos en la conversación", se quejó Palacios. "Entendemos y acompañamos los objetivos sanitarios pero este proyecto de sanitario no tiene nada", agregó.

"El efecto va a ser el contrario. Hoy ya se venden cigarrillos de dudosa procedencia en redes sociales y escondiendo todo sólo se va a fomentar más la ilegalidad", concluyó.

Mercado
 
A nivel minorista, el cigarrillo es un producto de alta rotación que genera actividad económica y representa, en promedio, el 50% de la facturación para unos 100.000 puestos de venta del país, la gran mayoría quioskos de Pymes y microemprendedores.

En 2019, antes de la pandemia, el sector aportó más de 100.000 millones de pesos en concepto de tributos como los de Adicional de Emergencia, Fondo Especial del Tabaco, Impuestos Internos, IVA e Ingresos Brutos. (BAE)