22-01-2022
Avanza El proyecto Tecnópolis del Sur
Bahía Blanca: En el puerto comienza a gestarse la "ciudad del chip"

Por el puente que cruza la ría de Bahía Blanca hacia la Isla Cantarelli, pasando el puerto de esta ciudad bonaerense, se llega a lo que poco a poco se está transformando en la "ciudad del chip".

Sus creadores aseguran que allí no se materializarán ideas para fabricar televisores ni teléfonos celulares, o productos con un mercado ya instalado. En Tecnópolis del Sur trabajará un equipo formado por el INTI, la Universidad Nacional del Sur (UNS) y la Unión Industrial de Bahía Blanca para estimular a pymes locales a "subirse" a la investigación y el desarrollo de tecnología, de acuerdo con los estándares internacionales. La cercanía del puerto y del aeropuerto facilitará la exportación.

"La electrónica se convirtió en tecnología prácticamente horizontal, que se apoya en casi todas las ciencias. Lo que aquí proponemos no es hacer electrónica, sino desarrollo de productos que unan varias áreas de la investigación", comentó el doctor Pablo Mandolesi, del Grupo de Investigación en Sistemas Electrónicos y Electromecatrónicos (Gisee) de la UNS; quien luego dijo, "canalizaremos el conocimiento académico y algunas experiencias para avanzar del concepto al producto industrial, que es donde hoy existe gran cantidad de problemas regionales".

La idea es ayudar a las pymes que se instalarán en la zona franca "a lograr diseños y productos con valor agregado y capacidad de entrar en los mercados internacionales", en un recorrido más corto para llegar al prototipo. Para dar aquel último paso será clave la participación de la Unión Industrial local y el INTI. "No ayudamos a producir en escala, sino a aprovechar nichos tecnológicos que son una gran oportunidad para nuestras pymes", agregó.

La lista de responsables de Tecnópolis del Sur continúa con el doctor Pedro Julián, especialista en micro y nanoelectrónica del Departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras de la UNS; Juan Laiuppa, director de la Unión Industrial de Bahía Blanca y experto en servicios navales; el doctor Favio Masson, experto en robótica del Gisee, y el ingeniero Manuel Greco, del INTI.

"Los productos que aquí se desarrollen -dijo Masson durante una teleconferencia desde la UNS, en Bahía Blanca- deberán sobrevivir en el tiempo y eso es posible porque sabemos cómo hacerlo". Saldrán también profesionales especializados en chips hasta 300 veces más pequeños que el grosor de un cabello con diversas aplicaciones, desde sistemas para detectar metales en las líneas de producción alimenticia hasta monitoreo de seguridad y alerta temprana a distancia. "Unos 30 magisters se incorporarán a las empresas y habrá 120 pasantías con una convocatoria nacional para estudiantes, ingenieros y técnicos", adelantó Julián, investigador responsable de Tecnópolis, cuya inversión total es de 31,5 millones de pesos (18,9 millones otorgados por concurso por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, y el resto, por seis empresas privadas).

"Cada paso dado fue extremadamente cauto. El trabajo de quien hace investigación y desarrollo es estar más allá, y tenemos la formación y la experiencia en investigación para hacerlo", aseguró Laiuppa.

Por Fabiola Czubaj para La Nación