06-12-2019
"Adiós Monseñor Miguel Hesayne, uno de los 'Tres Mosqueteros'"
Por Gabriel Also (*)

Hoy, 1 de Diciembre, le damos un adiós a Monseñor Miguel Hesayne. Un obispo bien argentino, luchador por sus convicciones y cercano al pueblo.

Llegó a ser uno de los "Tres Mosqueteros", junto a Mons. Novak SVD, verbita y Mons. Jaime De Nevares SDB, salesiano en complicados años de nuestro país. 

El pasado año, con motivo del debate acerca del aborto, se dirigió a los legisladores para que "salven a nuestra querida Patria de caer en una Nación infanticida" y los instó dar su voto negativo a "una ley criminal". Estaba convencido que se debía terminar con leyes y actitudes gubernamentales regidas por el nefasto principio de que "el fin justifica los medios", "principio con el que se justificó el gobierno militar para torturar a ciudadanos argentinos".

Los sistemas informáticos de búsqueda, tienen una falencia respecto a nosotros, pues no relacionan a quienes han conformado un "equipo" de servidores a nivel latinoamericano.

Él se expresó sobre lo sucedido a Mons. Angelelli: "lo asesinaron porque encaró su pastoral programada según el proyecto de Jesús de Nazaret", y consideraba que "esta historia se ha repetido en muchos puntos de nuestra Latinoamérica; y se repite hoy en nuestro país en gente religiosa que pretende encontrar a Dios con cantos de alabanza, con cantos de glorificación a Dios, sin el compromiso de formarse y formar a niños, a adolescentes y jóvenes como futuros ciudadanos que se comprometan con políticas que hagan pasar a pobres de simple ayuda, a sujeto de una historia de pueblo de Dios en que no falte el alimento, el vestido, la casa, el trabajo, y una cultura que reconozca a Dios como fuente de toda justicia social".

"Desde la oración puedo descubrir el paralelo entre el mártir Romero y Angelelli pues los dos fueron asesinados nuevamente después de su muerte, con injurias y falsedades aún dentro de sectores eclesiásticos", se refería Mons. Lozano (1) , así como a los cuestionamientos a predicadores a través de los consabidos métodos de la desinformación, la difamación y la calumnia.

Mons. Angelelli quien al concluir el Concilio Vaticano II reflexionaba sobre ciertas actitudes y formas de vivir que desfiguran el rostro de Cristo: "..los siglos han echado sobre nuestras espaldas muchas vestiduras que impiden que los hombres, nuestros hermanos, se acerquen y descubran que somos los apóstoles de Cristo".

Mons. Hesayne alertó sobre la "hipocresía" de la sociedad argentina, y hasta sus últimos momentos, con su ejemplo, sencillez y austeridad, caminó entre sus ovejas.

Se fué con su sueño de "legisladores con nobleza de corazón y rectitud de juicio".

Recemos por el hermano Miguel Hesayne, agradecidos de su gracia en sus ovejas.

Notas

(1) Fuente: AICA

(*) Gabriel Alsó exclusivo para Cadena BA. 1/12/1019. 

Ex alumno salesiano de Argentina.