21-10-2019
Se celebra el día del inmigrante desde el año 1949
En el hogar del jubilado de San Cayetano se festejó el mes de inmigrante

Con la llegada de lxs foráneos, Argentina tuvo grandiosos contribuciones en su identidad, es así que empieza con una inmigración principalmente europea (italianos, españoles, daneses, holandeses) y otras partes del Oriente.

Desde el Hogar de Ancianos "Marta Urrutia" se celebró con actividades y propuestas que se sucedieron a lo largo del mes.

Inició el día 4 con la presencia del periodista Mario Cipollone quien contó la historia del monumento al inmigrante que se encuentra emplazado en intersección de las calles Pedro N. Carrera y Avda. Independencia. Este relato fue acompañado de imágenes que mostraron la construcción del mismo y el momento de su inauguración.
En las semanas posteriores, inmigrantes y descendientes que hoy habitan nuestra ciudad, visitaron el Hogar.
El 9 se desarrolló "Lazos europeos", con la presencia de los vecinos Eidelgar Fresnadillo, Esperanza Amaro y María Elena Aguirre representado a España; Asunción Cipollone a Italia; Elba Jensen, Valdemar Crristhiansen, Violeta Andersen y Eduardo Nor a Dinamarca.
Con ellxs compartieron historias de vida, su llegada a nuestro país, muestra de loza y elementos típicos, gastronomía, se degustaron buñuelos daneses (Ebelskiver); finalizando con una tarantela y una jota, interpretadas por Estela Carrizo.
El 12 de septiembre se vivió "Herencia oriental y árabe" con la presencia de Dai Qiuxiang, representado a China y Jorge Dip a Siria. Con ellos se compartieron historias de familias, lecturas, tradiciones y costumbres de cada país, gastronomía degustando graibe (masitas árabes secas) y té chino.
Por su parte, el 18 del corriente fue el turno de "Vecinos latinoamericanos", recibiendo a Mercedes Varela y Mirta Zaracho (Paraguay) y a Claudia Martin (Bolivia). Con ellos hablaron sobre geografía del lugar, costumbres, artesanías, danzas, mitos y leyendas, gastronomía degustando sopa paraguaya, té de coca y condimentos.
El 26 se vivió una tarde de música; un medio de inclusión para quienes llegan a un lugar nuevo. Junto a sus costumbres y tradiciones, los inmigrantes llegados a nuestro país trajeron su música, que los convocaba y unía en cada celebración.
Como cierre de la propuesta, el grupo Papelnonos evocó ritmos de distintos países que esos inmigrantes cantaban en los barcos y también en la nueva tierra. Así interpretaron un corrido mexicano, una rumba cubana, un pasodoble, una tarantela, finalizando con un tango.
Cerrando la jornada se compartió entre todos los presentes mate con tortas fritas, comidas típicas de nuestro país.