20-10-2019
SANTA FE
El arzobispo de Rosario dice que "no hay que hipotecar a las futuras generaciones"
"Todos somos responsables, hay más de cien mil personas que viven en asentamientos en nuestra ciudad", dijo el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, en declaraciones al programa ¨Ricciardino 830¨ del canal rosarino La Ocho. Ayer, lunes 7 de octubre, con motivo de las fiestas en honor a Nuestra Señora del Rosario, el prelado presidió las fiestas patronales.

En declaraciones al programa "Ricciardino 830" del canal rosarino La Ocho, el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, se mostró preocupado por la situación de pobreza del país y de la ciudad de Rosario.

"Hay más de cien mil personas en nuestra ciudad que viven en asentamientos y es una de las dificultades de esta ciudad tan hermosa", señaló el prelado. "El problema de la pobreza en la Argentina se concentra en las grandes ciudades como es la nuestra en la que se ha generado a lo largo del tiempo esa situación de marginalidad".

En referencia a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que se difundieron la semana pasada, monseñor Martín recordó un censo que se hizo hace poco, para determinar las cifras de la pobreza. "Lo que más nos falta es la equidad social, el trabajo digno, todos somos responsables de eso", indicó.

"Es una de las dificultades de esta ciudad tan hermosa, tan pujante en la cual todavía no logramos encontrar un cauce educativo y de trabajo para que todas las personas estén incluidas en un sano progreso, de condiciones materiales mínimas para poder desarrollar una vida digna, si seguimos así no es bueno el futuro", reflexionó.

El arzobispo de Rosario llamó al diálogo de los distintos sectores y dijo que "es la hora de la responsabilidad". En ese sentido, impulsó a los gobernantes "a buscar caminos juntos para no hipotecar a las futuras generaciones, es una de las deudas que tenemos desde la democracia que es el bien más grande que hemos conquistado en estos 30 años".

Al concluir, pidió a Dios "que ilumine a los gobernantes para que con sabiduría e inteligencia busquen entre todos, deponiendo egoísmos particulares o ideologías ese bien común, porque hay gente que sufre y que no puede estar esperando mucho más".

Ayer, lunes 7 de octubre, con motivo de las fiestas en honor a Nuestra Señora del Rosario, el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, presidió la misa central en la plaza de la Coronación. (aica)