18-09-2019
Autoconvocados desde Oncativo, Córdoba
Desde Córdoba y Santa Fe reclaman a la conducción de Federación Agraria Argentina que deje la "posición tibia actual " y tenga "mayor compromiso con los productores"
Los pequeños productores denunciaron que "la realidad de una inmensa mayoría dista mucho del relato que se trata de instalar desde hace tiempo y que esconde datos que deberían alarmar no sólo al sector en particular, sino a los responsables de la administración de la política económica y a la sociedad en general" y apuntan que la FAA mantiene una "posición tibia" y que sostenga "la demanda histórica de la centenaria organización nacida del Grito de Alcorta". LEE COMUNICADO COMPLETO!!!
Entidades nacidas del seno de la Federación Agraria Argentina (FAA), cooperativas de primero y segundo grado, filiales cordobesas y santafesinas con presencia histórica, se convocaron el miércoles 21 de agosto en Oncativo, Córdoba, para analizar la realidad de los productores y la pasiva e incomprensible posición de la actual conducción.

En un duro documento dado a conocer a los medios de comunicación, organizaciones afiliadas a la FAA sostienen que "la realidad económica que golpea a los pequeños y medianos productores, no se refleja en la tibia posición de la actual conducción ni sostiene la demanda histórica de la centenaria organización nacida del Grito de Alcorta, generando más incertidumbre hacia el futuro".

Más allá de la construcción mediática que los grandes grupos económicos realizan, los pequeños productores denunciaron que "la realidad de una inmensa mayoría dista mucho del relato que se trata de instalar desde hace tiempo y que esconde datos que deberían alarmar no sólo al sector en particular, sino a los responsables de la administración de la política económica y a la sociedad en general". Por caso, el último Censo Nacional Agropecuario (20189 arrojó que existen 40 mil explotaciones menos con respecto al anterior censo.

Destacan así que "esta preocupación es sustentada por la realidad de los pequeños y medianos productores pampeanos y de muchas economías regionales, que sufren la carencia de una política agropecuaria que los contenga".

Cuando pareciera que la única discusión son las retenciones, a los pequeños productores los agobia el actual financiamiento a tasas de más del 70 por ciento: "Considerar que un típico pequeño productor -tanto pampeano como de las economías regionales- pueda estar cubierto por el valor de sus granos o productos, es darle una partida de defunción para ellos, sus familias, el interior y la comunidad en su conjunto".

Brindan detalles también de la situación que sí atraviesa al campo argentino: la peligrosa concentración de la producción, la dependencia tecnológica para con grandes laboratorios, la industria agroexportadora y de semillas, el avance contra el cooperativismo agropecuario, la carencia de una ley de arrendamientos, con "una gran cantidad de chacareros (que) se van convirtiendo con sus maquinarias en meros prestadores de servicios y en peones calificados de un gran negocio, del que son artífices con su trabajo, pero la mayoría de la producción no les pertenece".

Ante este panorama desolador, un grupo significativo de productores reclaman de la Federación Agraria Argentina que recupere las banderas que supo alzar desde su fundación, "supo representar a los agricultores familiares, al interior olvidado, a los pequeños pueblos, a sus cooperativistas. No puede optar por la tibieza ni renunciar a las prioridades que sus hombres y mujeres demandan. Este tiempo exige compromiso y responsabilidad", finalizan, adelantando una nueva convocatoria para el próximo mes en Rosario, según consignó el medio digital Ecos de la Tierra.

Comunicado completo

Bases y Entidades Cooperativas de la Federación Agraria Argentina ante un momento histórico

La realidad económica  que golpea a los pequeños y medianos productores, no se refleja en la tibia posición de la actual conducción ni sostiene la demanda histórica de la centenaria organización nacida del Grito de Alcorta, generando más incertidumbre hacia el futuro.

Entidades nacidas del seno de la FAA, Cooperativas de primer y segundo grado, Filiales con presencia histórica -de las provincias de Santa Fe y Córdoba-, se convocaron el miércoles 21 de agosto en Oncativo, Córdoba, para analizar la realidad de los productores y la pasiva e incomprensible posición de la actual conducción.

Muy a pesar de una cosecha récord -por obra de un clima que acompañó en la mayoría de las regiones agrícolas del país-, como de la inversión realizada en tecnología y fertilizantes, la realidad de una inmensa mayoría dista mucho del relato que se trata de instalar desde hace tiempo y que esconde datos que deberían alarmar no sólo al sector en particular, sino a los responsables de la administración de la política económica y a la sociedad en general.

Esta preocupación es sustentada por la realidad de los pequeños y medianos productores pampeanos y de muchas economías regionales, que sufren la carencia de una política agropecuaria que los contenga. Donde parece que todo el "campo" es igual y en donde el único tema son las retenciones, con una voracidad fiscal que no repara en la pequeña escala a la que pertenecen miles, con el financiamiento a tasas de más del 70 por ciento. Considerar que un típico pequeño productor -tanto pampeano como de las economías regionales- pueda estar cubierto por el valor de sus granos o productos, es darle una partida de defunción para ellos, sus familias, el interior y la comunidad en su conjunto.

Esta pequeña lista de problemas -al sólo efecto de enunciar algunos de actualidad y otros que se  arrastran sin resolver en décadas-, se suma a la peligrosa concentración de la producción, la dependencia tecnológica, el avance contra el cooperativismo agropecuario, la carencia de una ley de arrendamientos, en donde una gran cantidad de chacareros se van convirtiendo con sus maquinarias en meros prestadores de servicios y en peones calificados de un gran negocio, del que son artífices con su trabajo, pero la mayoría de la producción no les pertenece.

Por si lo expresado pudiera parecer un reclamo recurrente, sectorial y oportunista, brindamos un dato oficial, arrojado por el último Censo Nacional Agropecuario 2018: existen 40 mil explotaciones menos con respecto al anterior censo. Esto marca de manera palmaria, la verdadera realidad del campo argentino en su conjunto; cada vez menos productores, cada vez mayor concentración y el avance de grandes laboratorios, de la industria agroexportadora y de semillas.

La Federación Agraria Argentina, desde su fundación, supo representar a los agricultores familiares, al interior olvidado, a los pequeños pueblos, a sus cooperativistas. No puede optar por la tibieza ni renunciar a las prioridades que sus hombres y mujeres demandan. Este tiempo exige compromiso y responsabilidad.

El encuentro de hoy, ha definido como agenda de trabajo realizar una nueva convocatoria en la Ciudad de Rosario, con fecha a confirmar para el próximo mes de septiembre. Allí, serán convocadas todas las bases genuinas de las distintas provincias y regiones productivas del país.