19-08-2019
Marcha de Antorchas
Mas de 25 mil personas protestaron en Plaza de Mayo contra el "ajuste" de Macri a las Universidades
La marcha de antorchas de más de 25 mil personas en defensa de "la Universidad, la Ciencia, la Tecnología y el Salario" llegó a Plaza de Mayo donde docentes, investigadores, estudiantes y no docentes repudiaron el ajuste a las universidades que implementa Cambiemos.
Más de 25 mil personas entre docentes universitarios, estudiantes, no docentes y científicos encabezaron ayer una masiva marcha de antorchas en defensa de "la Universidad, la Ciencia, la Tecnología y el Salario", que expresó el fuerte rechazo al ajuste que el gobierno de Mauricio Macri le está infligiendo al sistema universitario nacional en general y al área de Ciencia y Tecnología en particular. "Faltan sillas, falta presupuesto", busca sintetizar una de las pancartas el deplorable estado en que se encuentran las universidades argentinas.

La columna partió de avenida de Mayo y Sáenz Peña poco después de las 18, y avanzó hasta la Plaza de Mayo, donde se hizo el acto donde participaron las federaciones docentes Conadu y Conadu Histórica -con presencia de sus gremios de base-, la Federación de Docentes de Universidades (Fedun), la Federación de Docentes de las Universidades Tecnológicas (Fagdut), la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), los no docentes de la Fatun, numerosas agrupaciones y federaciones estudiantiles, así como organizaciones de investigadores y becarios. También hubo diputados, como Roberto Salvarezza y Laura Alonso, ambos del FpV.

El Presidente fue recordado y mentado durante toda la marcha. "Sin educación pública, no hay futuro", "Orgullxoso de la universidad pública", eran algunas de las frases de los carteles. Los sindicalistas anunciaron, eufóricos, que la marcha reunió unas 25 mil personas. Eran cuadras y cuadras de gente y banderas que portaban docentes, alumnos, científicos y becarios.

"Desde las uni, estamos marchando, Macri chau, Macri chau, Macri chau chau chau, por eso estamos movilizados y en alerta federal", cantaban con el  ritmo de la famosa canción Bella Ciao desde el escenario, ese donde minutos después se realizarían los discursos. Carlos De Feo, secretario general de Conadu, fue el primer orador. "Más de 25 mil universitarios nos reunimos para decirle no al ajuste del gobierno, no a la destrucción de la universidad, no a la destrucción del sistema científico tecnológico, no a la destrucción del futuro de la Argentina, porque esto es lo que se busca cuando se desfinancian las universidades y el sistema científico tecnológico", enfatizó.

Choripán, hamburguesas, empanada, pan casero, pan relleno, roscas, churros y bebidas de todo tipo acompañaban la movilización. "Es una piña al gobierno de Macri", decía un señor que tomaba mate mientras vigilaba a una nena. Otro le respondió: "Mañana vengo de nuevo".

La marcha concluyó con un acto en la Plaza de Mayo donde hicieron uso de la palabra cada uno de los dirigentes de las federaciones convocantes que coincidieron en  denunciar el ajuste sobre los salarios, anunciar su adhesión al paro convocado por la CGT para el 29 de mayo y promover la derrota electoral del gobierno en octubre de este año.

En primer lugar, Carlos De Feo de la CONADU señaló que la presencia de los miles de docentes y estudiantes fue para decir "No al ajuste del gobierno y de la destrucción del futuro de la Argentina". El dirigente señaló que "en tres años de gobierno de Cambiemos se registró un ajuste del 25% en el presupuesto de las universidades y un 55% en ciencia y tecnología". Para De Feo, el gobierno "nos quiere  llevar al Siglo XIX con un modelo de exportación primaria y sin manufacturas".

Para cerrar, el dirigente señaló que "estamos movilizados para echarlos y estaremos movilizados para defender a un gobierno popular" porque "se termino el tiempo del robo y el saqueo".

Por el lado de la CONADU Histórica, su secretario general, Luis Tiscornia, explicó que "estamos peleando por el salario" y planteó sus "condiciones mínimas" para firmar un acuerdo: "blanqueo del salario y cláusula gatillo". Tiscornia aprovechó para enviar sus "saludos a los centenares de miles de docentes y estudiantes brasileros que se movilizaron contra el fascista Bolsonaro", de acuerdo a lo informado por Tiempo Argentino.

Para cerrar, y antes de que se leyera un documento consensuado entre las organizaciones estudiantiles, Daniel Ricci, secretario general de FEDUN, aclaró que "no le tenemos miedo al FMI" porque "somos herederos de la gratuidad universitaria de Juan Domingo Perón" y adelantó que "el 29 de mayo vamos a parar nuevamente para exigir un cambio de política económica". Finalmente convocó a los manifestantes a seguir unidos "para darle a este gobierno una paliza en las urnas".

El movimiento estudiantil también fue protagonista de la gran jornada de lucha que estuvo plagada de colores y ritmo combativo. "La educación pública en general en su totalidad se encuentra en emergencia, y por eso creemos que es importante la unidad entre gremios y venir acompañando esas luchas", aseguró bajo un sol radiante de una típica tarde otoñal una de los miles estudiantes que participó de la marcha. "Estamos en la calle no solo para defender la universidad, sino el salario docente que está siendo profundamente atacado y por parte de las estudiantes y los estudiantes sin duda lo más importante es el reclamo por el boleto educativo nacional", remarcó Eva Dimopulos, copresidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), por La Mella. Y sintetizó: "El sistema universitario está totalmente en quiebra en este momento", según consignó el Diario Página/12.