18-04-2019
PRECANDIDATO PRESIDENCIAL
Para Solá, el Gobierno sólo quiere que el dólar no pase los $50
El legislador nacional calificó este año como "de mierda", afirmó que la economía "es un desastre" y sostuvo que el FMI está jugando para el gobierno de Macri.

El precandidato presidencial Felipe Solá llamó a la unidad de la oposición, criticó las medidas económicas del gobierno y analizó el panorama electoral de cara a octubre, y resumió "este no es un año electoral, es un año de mierda".

El ex gobernador bonaerense expresó que la Argentina "es un desastre" desde el punto de vista económico, en tanto que el gobierno lo único que desea es que "el dólar no pase de los 50 pesos".

"La Argentina entró en una decadencia muy peligrosa desde el punto de vista económico, que ya no es recesión, sino que es depresión, con una contrapartida obvia que es la depresión anímica", alegó el diputado, que agregó "hay gente que antes hacía esfuerzos y ahora hace sacrificios; es decir, comer una vez por día, tener que renunciar a la vida propia con tal que el hijo de uno se nutra, tener un crédito y para pagar la cuenta, hay que poner la mitad del sueldo... No es un año electoral, es un año de mierda, que es distinto".

Entrevistado en el programa De lejos no lo ves, de Radio Con Vos, el precandidato presidencial afirmó que el gobierno lo único que quiere es que "el dólar no se le escape a 50 pesos", en tanto que "todo lo que pasa con la economía de todos los días, lo que pase con la vida de los trabajadores y los humildes, les importa un rábano".

"Para eso tiene el apoyo increíble, endeudándonos, del Fondo Monetario que acepta apoyar una política siniestra. El Fondo Monetario no es el de antes, éste está jugado en que Macri pueda reelegir, son órdenes de más arriba dentro del Fondo, nunca nos vimos en una encrucijada así", detalló.

Por otra parte, Solá se refirió a los conflictos de la oposición a unirse, por lo que destacó que en muchos de los dirigentes opositores al gobierno "no prevalece la idea central de que la Argentina es un desastre y debe cambiar su modelo económico, para eso es necesario unidad política y un programa serio".

"La verdad es que si ese fuera el objetivo número uno de todos, lo digo como precandidato, entonces iríamos seguro a la unión. ¿Va a haber unión de algunos? Sí ¿Van a faltar algunos? Sí. Algunos no tienen eso, como premisa número uno, algunos quieren tomarse una revancha, acomodarse para los años que viene", analizó el ex gobernador, quien agregó "hay internas que sirven para unir, son más fuertes electoralmente, y otras sirven para dividir, hay internas e internas. Acá hay que llegar con el mayor grado de acuerdo posible y con voluntad y acuerdismo, con voluntad de acordar, dada la gravedad de la situación".

Por este motivo, el funcionario les dejó un "mensaje" a los precandidatos e insinuó que "piensen en lo que le molestaría al gobierno desde el punto de vista electoral, en lugar de hacer lo que le gusta al gobierno".

Por otro lado, el precandidato peronista se mostró crítico ante la gestión económica del gobierno encabezado por Mauricio Macri y aseveró que en la Argentina "hay un pésimo diagnóstico", específicamente porque prevalece "la idea de que la Argentina estuvo así porque hubo populismo". "No conocen el entramado real de la economía Argentina, del comercio, de la intermediación, de cómo se manejan las cadenas alimenticias, y si lo aprendieron, lo aprendieron tarde", lamentó.

Por último, en el caso de que el oficialismo pierda las próximas elecciones de octubre, Solá indicó "hay que buscar la unidad con la oposición, con el gobierno que se acaba de ir, con los responsables de todo, para una renegociación con el Fondo que nos permita crecer, y buscar de paso un acuerdo general con empresarios, sindicatos, iglesias, obviamente con la oposición, y todo aquel que me pueda olvidar está incluido". (parlamentario)