27-06-2019
EL LUNES EN EL CCK
CON MENSAJES DE CAMPAÑA ELECTORAL se hizo la cena de gala con los Reyes de España
El rey de España habló sobre la no vuelta al populismo y Macri insistió con no volver al pasado.

Mauricio Macri y el Gobierno en pleno recibieron en el Centro Cultural Kirchner (CCK) no sólo a Felipe VI y a la reina, sino también a toda la delegación de funcionarios que vinieran acompañando a los reyes de España.

Un operativo de seguridad se desplegó para la recepción, con cortes de calles que incluyeron la transformación del Metrobus de la avenida Leandro Alem en estacionamiento para los invitados. Dentro del propio salón inclusive, se aseguró que se desplegaron con disimulo agentes de seguridad españoles además de argentinos, sin ser vistos por los invitados

Hubo una previa, en la que esperaron a los Reyes en la planta baja del CCK donde estaban actores, actrices, empresarios y todos los invitados especiales que el Gobierno llevó para el acontecimiento, incluida Mirtha Legrand. Mientras eso sucedía Macri, Juliana Awada y los Reyes permanecieron en un aparte en un salón dentro del CCK, del que sólo salieron cuando todos los invitados estaban sentado en los lugares que les correspondían.

En esa espera, el centro de la conversación en todas las mesas no había sido la reunión de los Reyes con Macri ni el apoyo de España a la gestión argentina, sino que mayormente en las mesas trajinaban los inconvenientes que había tenido el avión real en aeroparque y las consecuencias que tuvo durante el día y comentarios sobre distintos comentarios sobre "la escalera" en diarios españoles.

"Creo que en unos meses los argentinos vamos a despejar todas las dudas que hoy existen en el mundo alrededor de nuestro proceso electoral. Vamos a confirmar que hemos tomado un rumbo decidido y que estamos convencidos de lo que estamos haciendo y que no vamos a volver atrás", dijo Macri al abrir la cena, sorprendiendo por la alusión electoral en ese ámbito.

Sin embargo, a su turno, el rey Felipe habló de que los socios de Iberoamérica y todos los amigos de la región no vuelvan a momentos oscuros y populismos, frase que se leyó como una referencia a las alternativas electorales que se vienen presentando.

Los Reyes compartieron la mesa con la pareja presidencial, también con el canciller Jorge Faurie y entre otros, Marcos Peña y su esposa.

En las mesas cercanas se dispusieron los funcionarios. Los platos comenzaron con una entrada de centolla patagónica con crocante de papa, para seguir con trucha del lago, soufflé de dulce de leche de postre y rematar con café con petits fours.

El canciller Jorge Faurie que de alguna manera estaba organizando también la cena de gala, trató de no hablar de la cuestión y mucho menos de la renuncia del funcionario de protocolo que le había presentado ayer pero que el Gobierno no terminó de aceptar, aunque se sabe que no fue responsabilidad directa del área de cancillería lo que sucedió en el aeroparque con la famosa escalera que faltaba para que bajar a los Reyes, sino también con el otro episodio que se conoció ayer, el de que el avión real había rosado en la cabina al tango 04 que integra la flota presidencial. (Ámbito)