18-04-2019
"24/43"
Por Carlos A. Sortino (*) @CarlosASortino

24 de marzo. 43 años. Y aún persiste la deuda que no se cuenta en dólares, sino en vidas y en justicias. La deuda de muchos asesinos "probados, pero sueltos", al decir de un tal Rodolfo Walsh, aunque en otro contexto criminal, desde el mismo terrorismo de Estado. La deuda con muchos hombres y muchas mujeres cuarentones y cuarentonas que no saben o no quieren saber que no son quienes les han dicho que son, que son otras y otros, arrancadas y arrancados a los golpes y a las balas de sus vientres maternos.

24 de marzo. 43 años. Pero no sólo un plan criminal. "En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada". Apenas a un año del golpe, apenas un día antes de su desaparición forzada, Rodolfo Walsh dejó dicho para siempre en su último escrito el por qué de ese plan criminal.

24 de marzo. 43 años. Y aún es posible hablar de esa explicación, una política económica que vuelve periódicamente, porque nunca se la ha podido desterrar del todo. Vuelve corregida y aumentada. Menem se atrevió a lo que no se atrevió aquella dictadura cívico-militar. Macri se atreve a lo que no se atrevió Menem. Pero, eso sí, en un contexto democrático. ¿Represión? Por supuesto. Pero pública. A los ojos del pueblo. ¿Extorsión? También. Pero pública. Desde el mismo Poder Judicial de la República.

24 de marzo. 43 años. ¿Contexto democrático? No. Simplemente, representativo (ver "Una lectura de la historia"). Es cierto que esta representación puede albergar contenidos democráticos, que hasta pueden ser dominantes, pero eso depende de la organización política que acceda al gobierno del Estado. Lo que implica también que puede albergar contenidos oligárquicos y autoritarios, que hasta pueden ser, también, dominantes (Ver "El poder oligárquico").

24 de marzo. 43 años. En aquel primer año de dictadura cívico-militar, siendo un adolescente, participé de varias marchas que pretendían torcerle el brazo. Nunca como protagonista de nada, siempre como uno más en la multitud. Una de ellas fue previa a la conocida noche de los lápices, con pibes de mi edad. El resultado es sabido por todas y por todos, aunque muchas y muchos todavía miren para otro lado. Como en aquellos tiempos, en que nadie sabía nada de aquellos autos que cargaban gente, de aquellos soldados que andaban por los techos, de aquellos tiros y bombas que se escuchaban por todos lados. Como en aquellos tiempos, en que muchas y muchos (mi familia incluida) lanzaban frases tales como "en algo andaría" o "por algo será".

24 de marzo. 43 años. Hay quienes sostienen que es políticamente incorrecto interpelar al pueblo. Pero, ¿cómo? ¿no es el pueblo la única fuente de soberanía del Estado? Ya desde antes de la revolución burguesa de 1789, ocurrida en Francia, se sostiene desde las ciencias políticas y sociales que todo gobierno descansa en el consentimiento, obtenido de algún modo, de los gobernados. Aún los gobiernos impuestos a la fuerza, como aquella dictadura cívico-militar, necesitan de un clima social favorable, necesitan que una parte del pueblo crea en sus intenciones declamadas o consienta sus intenciones nunca dichas. Y lo logran. Con la experta y siempre dispuesta complicidad de los grandes medios, entre otras industrias culturales. ¿Es estúpida esa parte del pueblo? No lo creo. Simplemente, no quieren meterse en problemas o piensan de la misma manera que sus gobernantes, sean de jure o de facto.

24 de marzo. 43 años. "Más de lo mismo".

(*) Carlos Sortino exclusivo para Cadena BA. 24/3/2019

Periodista, ex docente de la UNLP. Referente de la Agrupación Municipal Compromiso y Participación (COMPA): https://www.facebook.com/COMPALaPlata/