23-05-2019
También se realizó convocatoria al premio "Ciencias de la Vida"
UNR: 20 años del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario
El Instituto de Biología Molecular y Celular perteneciente a  la UNR-CONICET, celebró 20 años de su creación oficial. También se conmemoró la primera década de la Fundación IBR, con la presentación de la convocatoria del premio "Ciencias de la Vida" .
El acto de  lanzamiento de las actividades por el  vigésimo aniversario del Instituto de Biología Molecular y Celular (IBR)  contó con la participación el rector de la UNR, Héctor Floriani, la intendenta de Rosario, Mónica Fein, el director del CCT-CONICET, Oscar Bottasso  Además del  director del IBR, Alejandro Vila  y  de la presidenta de la Fundación IBR y Nora Calcaterra, junto a investigadores, científicos, funcionarios y estudiantes.

Como apertura del evento se presentó un video que busca recrear la historia institucional del IBR a través de las historias individuales de quienes formaron  y forman parte  de los momentos más significativos del instituto.

En el acto, el Rector Héctor Floriani, destacó la trayectoria del Instituto y lo consideró como una muestra paradigmática del desarrollo científico de nuestro país, y especialmente de nuestra región, consideró que el sistema científico de Rosario cumple un rol esencial en el desarrollo de las ciencias y la investigación a nivel nacional.
La Intendenta de Rosario, resaltó  el trabajo común que se realiza entre la Ciudad y la Universidad, señaló que los centros de estudio están muy presentes en la planificación y desarrollo de obras y políticas públicas. También, Mónica Fein, se manifestó en defensa de las ciencias y la investigación científica.

El director del CONICET, Oscar Bottasso,  se refirió a los desafíos que suponen la realización de ciencia en determinados momentos de la historia argentina, y  dijo que para los tiempos adversos tiene tres palabras "utopía", "pasión" y "esperanza". Utopía para pensar lo que no existe, pasión para llevarlo adelante y esperanza para poder confiar que es posible.

Alejandro Vila, director del IBR, agradeció la presencia de las autoridades y personalidades presentes. Además, hizo referencia a la crisis que atraviesa la ciencia en nuestro país, la que considero  no es sólo presupuestaria, sino que se pone en evidencia  una desvalorización del saber científico,  y que es necesario hacerle frente a esto con más investigación y desarrollos de calidad.

Por su parte, Nora Calcaterra, se refirió al rol de la Fundación IBR, que consiste en poder trasladar a la sociedad lo que el instituto de investigación produce, y además de fomentar acciones que permitan  mostrar como es el trabajo científico a la comunidad, que es lo que en el IBR se investiga y de que manera ese conocimiento impacta favorablemente en el bienestar de  las personas.

El IBR

El Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario es un centro  de investigación cuyo objetivo principal es contribuir a la generación y la difusión del conocimiento científico en Ciencias Biológicas a través de la investigación, la docencia y lavinculación con la sociedad. Es una institución sin fines de lucro, creada en 1999 como instituto dependiente de CONICET y de la Universidad Nacional de Rosario.

El IBR tiene sus orígenes en Programa Multidisciplinario de Biología Experimental, que comenzó a funcionar en 1985 en la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas. Era conducido por Diego de Mendoza, junto a Néstor Carrillo, Alejandro Viale y Eduardo Ceccarelli, con el objetivo de hacer ciencia de buen nivel, incluso con pocos recursos.

La Fundación IBR surge con el objetivo de incrementar los el impacto de  los logros de la ciencia y la tecnología  en el entorno social. Se propone dar a conocer el valor y la potencialidad de los recursos generados a través del conocimiento y el uso apropiado de éstos.

Presentación Premio "Ciencias de la Vida"

Durante el acto se anunció  la apertura del Concurso al Premio Ciudad de Rosario - Fundación IBR (Premio CR-FIBR), premio que será otorgado por la Municipalidad de Rosario y la Fundación IBR a una persona de reconocida trayectoria científica en el área de las Ciencias Biológicas, cuya  obra científica haya sido de gran impacto internacional, que haya formado recursos humanos significativos y  tenga un anclaje laboral o de formación en instituciones de la ciudad de Rosario.  La intención es que este premio tenga sucesivas ediciones que permitan el reconocimiento de distintas figuras del ámbito de las ciencias de la vida.