20-02-2019
PIDEN DIÁLOGO
Cooperativas eléctricas advierten que aumentos son "insostenibles"
Advirtieron que en la actualidad existe "un alto grado de morosidad", y que el último aumento al precio mayorista dispuesto por la distribuidora estatal Cammesa, profundizará esa situación.

Cooperativas eléctricas aseguraron que el próximo aumento de las tarifas "será insostenible" para las prestadoras y los usuarios, por lo que pidieron al Gobierno "abrir el diálogo" para analizar la situación.

En conferencia de prensa, las autoridades de la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas (FACE) advirtieron que en la actualidad existe "un alto grado de morosidad", y que el último aumento al precio mayorista dispuesto por la distribuidora estatal Cammesa, profundizará esa situación.

El presidente de FACE, José Bernardo Álvarez, aseguró que "las cooperativas sufrimos un alto grado de morosidad por los aumentos de estos últimos años y con este nuevo incremento dispuesto tendremos aún más morosidad".

Las cooperativas eléctricas se hacen cargo del servicio eléctrico en localidades en donde las grandes distribuidoras no llegan, por ser poco redituables. En la provincia de Buenos Aires existen 202, que además cumplen otro tipo de funciones.

El coordinador de la Comisión de Política Energética y Tarifaria de FACE, Ricardo Airasca, aseguró que "estamos financiando a nuestros usuarios, que no es que no nos quieren pagar, no pueden. No es una cuestión de rebeldía, es que no va a haber el dinero para pagar la energía". En ese marco, pidió al Gobierno "abrir un diálogo" con la federación.

En el mismo sentido, Álvarez sostuvo que "tratamos de tener el mayor diálogo con el Gobierno pero sobre estos temas no somos escuchados. Queremos que escuchen a FACE, porque tenemos mucho para aportar".

A fines de diciembre, el entonces secretario de Energía, Javier Iguacel, proyectó para 2019 un incremento del 55% acumulado promedio en las boletas de luz y un 35% en la factura del gas.

La FACE señaló que el costo de la energía históricamente representó poco más de 30% de sus presupuestos y que ahora está cerca del 70%; sin contar los impuestos que se aplican en las facturas. (DIB)