23-01-2019
RECONOCIMIENTO
Ascendieron post mortem al policía asesinado en Vicente López
Por disposición del Ministerio de Seguridad bonaerense, se le otorgó a Acuña una distinción post mortem, que elevó su rango de teniente a mayor.

El teniente primero de la policía bonaerense Marcelo Pablo Acuña, asesinado el martes durante un asalto a una financiera en Vicente López, fue ascendido post mortem y sus restos fueron inhumados con honores en el cementerio de la localidad de Moreno.

Por disposición del Ministerio de Seguridad bonaerense, se le otorgó a Acuña una distinción post mortem, que elevó su rango de teniente a mayor.

Además, en reconocimiento a su acto de servicio, la inhumación de sus restos se realizó con una escolta de honor.

Al sepelio asistieron familiares, amigos, vecinos y camaradas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, la Policía Federal y de la Ciudad, quienes acompañaron y dieron sus muestras de pesar a los allegados al policía en una sala velatoria de Moreno.

Alrededor de las 9, el cortejo fúnebre partió desde esa sala rumbo al cementerio municipal de Moreno, escoltado por una guardia de honor.

En el cementerio, ante la presencia de varios jefes policiales y miembros de la cúpula de la fuerza, los restos del policía fueron inhumados.

Acuña, de 52 años, era padre de tres hijos y se desempeñaba en el Cuerpo de Seguridad Islas.

El martes, cuando fue asesinado, realizaba de manera informal la custodia de la financiera de un amigo ubicada en avenida Maipú y San Martín de Florida, partido de Vicente López. (DIB)