12-12-2018
DIFERENCIAS EN CAMBIEMOS
El gobierno de Vidal no adherirá al reglamento de uso de armas de Bullrich
Aunque por ahora no hubo declaraciones públicas al respecto, fuentes del  gobierno de la Provincia de Buenos Aires adelantaron  que la gobernadora le ordenó a su ministro de Seguridad, "profundizar la profesionalización" de los agentes de la bonaerense y que ese es el curso de acción que se seguirá, por lo que por ahora no habrá adhesión al polémico protocolo nacional.

El gobierno de María Eugenia Vidal decidió que la Policía de la Provincia de Buenos Aires no adherirá al reglamento de funcionamiento de las fuerzas federales de seguridad que dispone que puedan utilizar el arma de fuego sin que medie agresión armada previa.

Aunque por ahora no hubo declaraciones públicas al respecto, fuentes del  gobierno provincial adelantaron  que Vidal le ordenó a su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, "profundizar la profesionalización" de los agentes de la bonaerense y que ese es el curso de acción que se seguirá, por lo que por ahora no habrá adhesión al polémico protocolo nacional.

"Nosotros creemos que es importante dar el debate y cuando sea el momento lo vamos a evaluar. Pero en el caso de la Provincia, desde el comienzo de la gestión, cuando encontramos una fuerza devastada, iniciamos un proceso de reforma profunda e integral prácticamente de cero, que nos encuentra hoy con una policía diferente", indicaron desde la Gobernación.

En ese marco, fuentes oficiales dijeron que "antes que redefinir su marco de actuación tenemos que culminar este camino" y precisó que "cuando llegamos nos encontramos con muchos policías que nunca habían hecho una prueba de tiro y no tenían el equipamiento necesario para cuidarnos".

"Por eso reentrenamos a todo nuestro personal y realizamos más de 350 cursos de capacitación anuales, los equipamos con chalecos, camionetas blindadas y comunicación encriptada, porque nos importaba mucho más la calidad que la cantidad y lo estamos cumpliendo con una permanente profesionalización", resaltó.

La fuente recordó que "así como cuidamos y acompañamos al que tiene vocación de servicio, separamos al que hace las cosas mal" y precisó que "hoy hay más de 11.500 policías que apartamos porque tenían connivencia con el delito y 750 que están presos".

"Pretendemos seguir profundizando el camino que nos trazamos para tener una mejor policía y creemos que ahora no es el momento" para aplicar la resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación, concluyó la fuente.

(DIB)