16-11-2018
En el acto de inauguración del hotel Hilton
En pleno conflicto gremial, Macri dejó entrever sus intenciones de privatizar Aerolíneas
"No es justo que el 95% de los que no la usan tengan que pagarla", dijo durante la inauguración de un hotel Hilton en Pilar. El presidente se mostró ofuscado con el conflicto en la línea de bandera y consideró que los salarios "equivalen a dos metrobuses".
Apenas pasadas las 9:30 en el acto de inauguración del hotel Hilton, dentro del complejo Pilar Golf Club, el presidente Mauricio Macri se lanzó de lleno contra Aerolíneas Argentinas. La molestia por una medida gremial que hizo que se suspendieran varias decenas de vuelos, el mandatario aseguró que la empresa debe "autosustentarse". 

Lejos de toda mirada estratégica y en contradicción con el contexto en el que se buscaba promover el turismo, Macri se quejó de que el gobierno tuviera que poner plata para sostener la empresa aérea de bandera.  "Yo no quiero más que mi hija me pregunte por qué te tienen que bancar todos los demás porque no se hacen las cosas en Aerolíneas para que no requiera del aporte del resto de los argentinos", declaró sorpresivamente el presidente, incluyendo las preocupaciones de su hija Antonia de siete años en la discusión sobre si el dinero que el Estado vuelca en la empresa es inversión o gasto.

Macri arrancó su alocución refiriéndose al conflicto gremial y su relación con el costo del combustible, sin mencionar que este ha sido dolarizado en su gestión: "Quiero hacer un comentario: habrán escuchado que tenemos un nuevo conflicto con Aerolíneas Argentinas. Producto de la devaluación y del aumento en el valor del petróleo, ha aumentado su necesidad de financiamiento. Desde que Aerolíneas se estatizó, los argentinos tenemos que poner plata todos los meses para que funcione. Todas las demás líneas aéreas no requieren que el gobierno ponga plata".

"Es cierto que todos los meses hay argentinos que vuelan por primera vez, pero aún sigue siendo menos del 5% de la población. No es justo que el 95% de los que no lo usan aviones tengan que pagar para que funcione Aerolíneas", sumó Macri al lado de Gustavo Santos, secretario Turismo.

Continuando con la visión economicista, el presidente declaró que "este último mes, el ministro  Dujovne tuvo que girar más de 1.000 millones de pesos a Aerolíneas para pagar salarios", y realizó una al menos extraña comparación para luego insistir en que es necesario acabar con la inversión en Aerolíneas: "Eso equivale a más de dos metrobuses, que usa la mayoría de los argentinos. En nombre de todos los argentinos, les pido a los gremios de Aerolíneas que se sienten con las autoridades y trabajemos juntos para que lo antes posible, Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al resto de los argentinos. Eso lo logra la enorme mayoría de las líneas aéreas del mundo y el resto de las que operan acá. Tenemos que hacer ese esfuerzo". (tAr)