16-12-2018
seis motivos
Viajar es bueno para la salud
Según estudios en materia de salud, viajar, irse de vacaciones, recorrer el mundo trae grandes ventajas para la vida de quien realiza ese tipo de actividades.
No hay sensación más linda que la de planificar un viaje y llevarlo a cabo. Sea una escapada de fin de semana o un viaje por el mundo, el placer de conocer lugares nuevos o visitar uno querido es inmenso.

Y hay estudio en materia de salud que lo comprueban. Según varios estudios que se realizaron, las personas viajeras tienen mejor autoestima, bajos niveles de estrés y un mejor funcionamiento del corazón y el cerebro.

En el Día Mundial del Turismo, por lo menos seis motivos que comprueban que viajar es bueno para nuestra salud.

1. Menos estrés
Un viaje implica un corte en la rutina. Dejar ese ritmo de trabajo, estudios y preocupaciones genera que nuestro cuerpo y mente se relaje. Así, el estrés disminuye considerablemente.

Eso sí, hay que tomarse todo con calma, ya que existe el "estrés vacacional", que se provoca a la hora de armar el viaje y todo lo que esto conlleva.

2. El cerebro trabaja mejor
Hace mucho tiempo se creía que cuando uno llegaba a ser adulto, su cerebro no se modificaba. Sin embargo, está comprobado que esto no es así, y que las neuronas pueden generar nuevas conexiones. ¿Cómo se pueden estimular? Según José Manuel Moltó, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Neurología, hay que "enfrentar nuestro cerebro a la novedad, la variedad y el desafío. Viajar cumple con los tres".

3. El corazón está más fuerte
Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que viajar reduce el riesgo de padecer infartos. Además, científicos de la Universidad de Jyväskylän, Finlandia, descubrieron que hay una relación entre la movilidad corporal que se da en las actividades vacacionales, y un menor riesgo de mortalidad.

4. Alta autoestima
Atravesar un viaje puede ser uno de los mayores retos. Armarlo, estar en un lugar desconocido, relacionarse con otra gente y otra cultura. Poder llevar todo esto adelante potencia la autoestima. Y ni hablar que un buen viaje es sinónimo de buenas anécdotas y experiencias.

5. Mayor facilidad para enfrentar los problemas
El médico Mel Borins escribió en su libro Go Away Just For The Health of It: "Irse lejos contribuye a alejarse de las partes estresantes de la vida. Puede ayudar a mejorar tus perspectivas, a brindar nuevos puntos de vista y permite desarrollar nuevas estrategias de para afrontar los problemas".

6. Felicidad
"No quiero volver", "qué lindo es estar acá". Todas estas frases que solemos decir en los viajes son símbolos de felicidad. Según un estudio realizado por el psicólogo Thomas Gilovich, viajar da felicidad debido a los recuerdos que se generan y la suma de las experiencias. (TKM)