14-12-2018
Para Ciudad de Buenos Buenos Aires y Zona Norte del Gran Buenos Aires
Farmacia Azul ofrece delivery a sus clientes
Farmacia Azul ya tiene un nuevo sistema de delivery a domicilio de medicamentos y perfumes, como una forma de innovar pensando en la persona enferma, que por su condición debe resguardarse y no salir a la calle, entre otros motivos. 

No hay nada peor para un adulto mayor o cualquier persona enferma que tener que enfrentarse a la calle en esa condición. Es que en rigor, por ejemplo, un paciente de una enfermedad respiratoria por ejemplo, debería ante todo cuidarse de cualquier agente externo que pueda generar una reacción todavía peor en sus pulmones, así como el intenso frío de este invierno que podría agravar incluso más el cuadro.

Es por eso que Farmacia Azul implementó un nuevo sistema de delivery a domicilio de medicamentos y perfumes, como una forma de innovar en este campo que requería de este importante avance. Sucede que en términos prácticos es una solución muy buena para este hueco que existía en el delivery de medicinas, algo de vital importancia para los convalecientes.

Pero además tiene utilidad para aquellos que realizan tratamientos crónicos sean reforzando su sistema con dosis de vitaminas o bien con medicamentos que requieren de forma obligatoria. En estos casos, si olvidamos comprarlos o bien perdemos la cuenta de la cantidad y nos encontramos sin medicación, con sólo tomar el teléfono o entrar en el sitio de PedidosYa podemos encargar lo que necesitamos de esta farmacia.

Sin dudas utilizar la aplicación de PedidosYa en el celular es algo muy sencillo y siguiendo este tutorial es todavía más fácil de explicar. Esto lo hace de vital importancia para los adultos mayores, que tienen muchos problemas en dejar su hogar, sea por problemas de movilidad o por miedo a este crudo invierno que estamos viviendo.

En muchos casos también resulta una herramienta multifunción, ya que además de pedir sus medicamentos, los convalecientes también pueden pedir un alimento nutritivo y caliente, con sólo realizar algunos taps más. Es que a eso apunta el futuro en términos de tecnología y Farmacia Azul lo supo ver bien: las personas buscan resolver sus problemas mediante el mínimo esfuerzo posible. Y es allí donde entran las apps y los sitios bien diseñados, donde la información es clara, resumida y lista para servir a las necesidades.

Se trata de una tendencia que están llevando adelante muchas empresas, pero que en el rubro farmacia existía un gran hueco. Es que nadie hasta el momento se había propuesto llegar a este segmento del mercado, que en términos reales representa a una gran porción del país, sobre todo en época de gripe. Además, resulta una buena herramienta para esos trabajadores que tienen jefes muy estrictos y que los pueden penalizar incluso por salir a buscar medicamentos cuándo están enfermos.

Esta posibilidad también ayuda y mucho a aquellos que tienen a sus familiares, sobre todo los adultos mayores que muchas veces no pueden moverse demasiado por problemas físicos, a entregarle los medicamentos sin tener que dejar su trabajo o rutina. Sobre todo en lugares como la Ciudad de Buenos Buenos Aires y Zona Norte del Gran Buenos Aires, donde el ritmo de vida es extremadamente competitivo y al mismo tiempo demandante. Es más, en caso que la persona no pueda utilizar correctamente el teléfono por su condición, podemos pedir por su parte y así evitarle la molestia.