19-10-2018
EN CONTRA
Massot sostuvo que el proyecto representa “una legalización irrestricta” del aborto
Opuesto al aborto legal, el jefe de la bancada del PRO cuestionó también los argumentos del ministro de Salud de su gobierno, que defendió el proyecto, y a su antecesor, e interpretó que la aprobación de esta iniciativa representaría "la renuncia del Estado".

El presidente del bloque PRO de diputados, Nicolás Massot, sostuvo que "no hay aquí que imponer apreciaciones personales", aclarando que "respeto, valoro y en muchos casos admiro a diputados que tiene posición contraria a la mía. Es porque respeto la buena fe", destacó.

"Estamos tratando de resolver un problema, que lo que hay que destacar es que lo hemos puesto sobre la mesa", señaló. Agregó que los que se oponen al proyecto, como la diputada Brenda Austin, que está a favor y lo había antecedido, "nunca nos ocultamos en ninguna obediencia debida, nunca antepusimos el verticalismo político frente a las convicciones. Y nunca eso nos llevó a ocultar el verdadero problema que hoy estamos discutiendo".

Aclaró que no quería que se interpretara su referencia a otros sectores políticos: "Yo debo decir que durante muchos años fui kirchnerista en esto". Pidió entonces que "no nos acusemos con la muerte en ninguno de los dos sentidos".

Al analizar el proyecto, advirtió que "no venimos a discutir sobre despenalización, es el eufemismo más grande de este proyecto, está solo en el título… Representa nada más que una resultante de lo que es una legalización irrestricta. Tampoco venimos a discutir sobre salud pública; no es cierto", y le apuntó al ministro de Salud y a su antecesor en ese sentido.

De todos modos aseguró que "todos estamos de acuerdo en que el Estado está obligado a bregar por el derecho a la vida".

"No estamos discutiendo la despenalización del aborto", aseveró, y se preguntó "¿qué esto de que (el aborto) ocurre igual, a qué nos estamos refiriendo, qué pasa con lo que ocurre igual?". Negó además que este debate sea una cuestión de juventud o de género. "Mis colegas se van a ocupar de que a menos de que creamos que hay mujeres que son más mujeres que otras, esto no es una cuestión de género", señaló. Y sobre los que dicen que es "una cuestión de juventud", señaló que "puede ser que haya juventudes unidas en este sentido, pero también hablo desde la juventud que cree en la política que quiere cambiar la realidad con las leyes y la política, no para que las leyes y la política reflejen lo que ya ocurre porque es un fracaso, esa es la que quiero representar, la que llegó para cambiar las cosas".

Ante los gritos desde el kirchnerismo Massot salió al cruce de sus colegas del FpV Juan Cabandié y Mayra Mendoza, recordando que durante la gestión anterior no se abordó la discusión del aborto. "A todos los que les dicen que estamos defendiendo el statu quo y no queremos avanzar, cuenten que no es así. A partir de mañana mismo, ocurra lo que ocurra, van a encontrarnos trabajando con todas las alternativas posibles", señaló, criticando un proyecto que considera que esconde "la renuncia de la política, la renuncia del Estado".