15-08-2018
LOS DATOS DICEN OTRA COSA
Para el ministro de Trabajo bonaerense, no hay una situación de despidos masivos en provincia
A contrapelo de los dichos del titular de la Cartera, mayo fue un  mes crítico para el empleo, la industria y el comercio en la provincia, en especial en el interior, donde hubo cientos de despedidos que se sumaron a otras personas que perdieron su fuente laboral desde que comenzó éste año.

En medio de la crisis que atraviesa el sector productivo en la provincia de Buenos Aires con subas de costos y caída del consumo que llevaron al cierre de empresas de distintos rubros, el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, negó que exista una situación de despidos masivos que genere preocupación al Gobierno.

"Hoy no tengo la necesidad de enfrentar despidos masivos, pero sí algún bloqueo o quite de colaboración por despido de cuatro o cinco trabajadores", aseguró Villegas al analizar el panorama laboral en la provincia de Buenos Aires. En ese sentido, destacó que "lo que más se da es el cambio del tipo de trabajo, que eso hoy genera un problema. O el despido de algún trabajador conflictivo".

Sin embargo, mayo fue un  mes crítico para el empleo, la industria y el comercio en la provincia, en especial en el interior, donde hubo cientos de despedidos que se sumaron a otras personas que perdieron su fuente laboral desde que comenzó éste año.

Sólo en mayo, Chascomús sufrió un cimbronazo en dos empresas, bastiones de la economía local: la metalúrgica Emepa despidió a 80 empleados y la planta de aguas Villa del Sur dejó sin trabajo a 34 personas, mientras que el resto de los trabajadores tuvieron que tomar vacaciones forzadas. A este panorama, se suman los 62 despidos de la fábrica tecnológica Unitec Blue en abril pasado.

En Mercedes, el impacto fue grande con el cierre de la textil Karavell, que dejó a 65 personas sin empleo, mientras que en Chacabuco, dos empresas bajaron las persianas el pasado mes. La fábrica de motocicletas Motomel, por su parte, dejó en la calle a más de 130 trabajadores en su planta ubicada en La Emilia, en San Nicolás, y la cadena de electrodomésticos Musimundo cerró siete de las más de 20 sucursales que tiene en el interior y unos 50 trabajadores fueron despedidos.

También el rubro cárnico se vi afectado este año. En Pehuajó cerró un frigorífico y 130 personas perdieron su fuente laboral, mientras que la planta Del Carmen, de Carmen de Areco, cerró sus puertas y dejó un saldo de 30 empleados en la calle.

No obstante, Villegas en diálogo con el diario La Nación le bajó el tono a esta situación. "Tuvimos una fuerte destrucción del empleo en los primeros seis meses de 2016. Después empezó a remontar y se generaron 600 mil puestos de trabajo a nivel país. En abril de este año teníamos en la provincia un 0,7% más de empleo registrado que en el tercer trimestre de 2017", explicó el ministro. (DIB)