19-10-2018
AVANZA UN PROYECTO
Quieren modificar la ley de Educación Sexual en la provincia de Buenos Aires
La Cámara de Diputados bonaerense aprobó un proyecto que modifica la ley 14.744 de Educación Sexual Integral (ESI) con el objetivo de garantizar su plena implementación en territorio bonaerense y plantea la necesidad de que sea una materia con espacio curricular propio, con perspectiva de género.

La iniciativa, del diputado Guillermo Kane (Frente de Izquierda de los Trabajadores), se discutirá ahora en el Senado, y busca que al menos "dos horas semanales estén destinadas a la reflexión y el trabajo de contenidos vinculados a educación sexual integral, laica, científica y con perspectiva de género, libre de prejuicios religiosos y oscurantistas".

"Al día de hoy, lo estudios revelan que solo dos de cada 10 alumnos de la provincia recibe ESI, y ello un promedio de dos horas anuales. Es clara la necesidad de reformular la ley para satisfacer el reclamo que se ha expresado en una enorme cantidad de colegios. Es una exigencia para terminar también con los misóginos códigos de vestimenta que impiden a las estudiantes asistir a clases como decidan", sostuvo Kane.

Además de la Dirección de Cultura y Educación, la propuesta busca incorporar al organismo de aplicación, encargado del diseño de los contenidos, a centros de estudiantes de las escuelas secundarias e institutos terciarios, sindicatos docentes y representantes de organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres.

Entre otras modificaciones, añade que por educación sexual se entiende "al conjunto de actividades pedagógicas que articulan aspectos físicos, biológicos, psicológicos, sociales, afectivos e intelectuales, destinados a brindar contenidos tendientes a desarrollar una sexualidad plena y permitir el desenvolvimiento de una crítica a cómo se expresa en las relaciones entre las personas en el presente de nuestra sociedad".

En concreto, el proyecto establece la obligatoriedad de la educación sexual "como materia con espacio curricular propio y contenidos transversales en todos los niveles y modalidades" y determina que la materia se dictará bajo la forma de taller de dos horas cátedra, semanales.

Plantea que la implementación de ese sistema estará a cargo de la Dirección General de Cultura y Educación, quien realizará el nombramiento de los docentes necesarios para el dictado de la materia y los talleres.

También aborda el aspecto de la formación docente, al incorporar jornadas mensuales de intercambio y cursos con puntaje para que puedan tener las herramientas necesarias para abordar la temática. (DIB)