19-07-2018
CON CRÍTICAS AL GOBIERNO
Para Pancho Banegas, Astillero Río Santiago está parado porque "falta decisión política" de Vidal
El secretario general de ATE Ensenada habló de la situación de la constructora naval radicada en Ensenada. Dijo que la gobernadora no escucha al ministro de Producción "por falta de decisión política de María Eugenia Vidal".  También contó que las lanchas para la Armada estarían en condiciones de botarse. Asimismo se refirió al tema paritario en la provincia de Buenos Aires en general y aseguró que seguirán en la lucha, con apoyo de la comunidad.

Al referirse a la fábrica, Francisco Banegas comentó "tuvimos reuniones con Manuel Mosca y otros legisladores del oficialismo que se comprometieron a visitar Astillero Río Santiago, esperemos que se concrete. En primera instancia le planteamos la situación que atraviesa para que sepan y por eso les dijimos que vengan, que caminen la planta para que vean que es lo que van a defender o no".

"Las cartas de crédito siguen trabadas, no hay financiamiento ni contratos nuevos. Esto genera incertidumbre. Los compañeros del sector donde se inicia la construcción de buques se están quedando sin tarea y los mandan a otras áreas. Esto es lo que reclamamos al gobierno de la provincia", agregó el dirigente, acerca de un tema que ya fue publicado por este medio en oportunidades anteriores.

En ese contexto manifestó "la última movilización que hicimos tuvo como fin, además de la puja salarial, paralelamente marchamos en defensa de las fuentes de trabajo. Este es un objetivo que nos planteamos y haremos reuniones regionales para potenciar la unidad y el apoyo de la comunidad y de otras organizaciones gremiales y sociales".

A modo de ampliar expresó "el veto de Macri a los artículos fundamentales de la ley de Industria Naval fue un golpe al corazón porque por esa norma, a través del Fondo de Financiamiento saldrían 1500 millones de pesos y eso hacía que tuviéramos expectativa, no era lo máximo pero si el puntapié inicial para revertir la situación de la industria naval y la Marina Mercante, porque ese dinero era para la construcción de buques".

Firme, "Pancho" Banegas espetó "lamentablemente el gobierno tiene otra visión, intenta comprar barcos para el Estado en el exterior, lo que la ley prohíbe y estipula que se deben hacer en astilleros nacionales. Habrá que luchar mucho y rodearse de quienes nos puedan dar una mano para dar marcha atrás a esta política de importación que va en desmedro de la industria y la mano de obra argentinas".

"La madre de las industrias, que es la naval, puede generar empleo genuino que es lo que venimos reclamando como trabajadores. El gobierno lo dijo en sus mensajes de campaña y hoy se contradice en ese sentido", señaló el gremialista, dejando ver su crítica al gobierno nacional.

Durante el diálogo que mantuvo con Cadena BA, Banegas lanzó su munición al Ejecutivo bonaerense al comentar "tenemos la visión que el ministro de Producción, Javier Tizado no tiene apoyo político, porque de otra manera las cartas de crédito se habrían destrabado lo que propiciaba la alternativa de construir embarcaciones para la Armada, Prefectura y esto no se está dando por falta de decisión política de la gobernadora María Eugenia Vidal. Si ella levanta el tubo y habla con el Presidente Macri, esto se resuelve. No estamos pidiendo hacer todos los barcos, también se pueden fabricar en Tandanor o en algún astillero privado. Evidentemente al ministro no lo están escuchando. Le planteamos que a futuro lo nuestro es ir muriendo lentamente porque además, y esto es una denuncia, el ministro de Economía nos está ahogando, no gira las partidas presupuestarias que corresponden al ARS y eso hace que la empresa se pare porque no puede comprar los insumos y eso nos hace suponer que la política es hacernos desaparecer".

"Cuando te atacan, te obligan a defenderte y esto es lo que la población tiene que entender y nosotros vamos a trabajar en esa línea para rodearnos de la comunidad que tanto nos apoyó en los ´90 para poder mantener esta fábrica abierta", ilustró.

El secretario general de ATE Ensenada analizó "parecería que están queriendo repetir la política de los ´90. Empezaron con las jubilaciones y no incorporan personal. Se habla de retiros voluntarios a nivel nacional. Tiene mucho que ver esta política de ahogo, de desfinanciamiento. Esta gran empresa sigue abierta por la lucha de los trabajadores y eso no lo aceptaron nunca. Nuestra disputa será que tengan una mirada distinta, que la inserten en un proyecto nacional, que venga un gobierno que diga ´esta empresa tiene que estar acá porque es estratégica, porque construye para la Marina Mercante y para la defensa nacional, fabricar puentes y muchas cosas que al Estado le saldrá más barato´".

"Desdichadamente siguen insistiendo en comprar en el exterior. Le dijimos al ministro de la Producción, a los legisladores que en los ´70 el ARS tenía 8 mil quinientos trabajadores entre los de planta permanente y contratados. Hoy somos 3 mil trescientos. No sobra gente, falta trabajo. Perspectivas hay muchas. Falta tomar la decisión política, reactivar, llevar los trabajos adelante, ejecutar los contratos que tenemos y firmar los que están en carpeta pero no se hace porque no hay una definición en cuanto al Astillero Río Santiago", descerrajó Banegas.

 Consultado acerca de las críticas -en especial de representantes de Cambiemos- que dicen que en la constructora naval se trabaja lento, que se burocratizó, Francisco Banegas explicó "teníamos un proyecto regional y en ese marco se hicieron 5 buques para Alemania, el primer contrato era a 36 meses. Por decisión del armador y de los trabajadores ese plazo se redujo hasta llegar a 18 meses y por lógica, teniendo los insumos y la política de cumplir con el trabajo, se pudo hacer. Hoy, a pesar de las condiciones tecnológicas del ARS, estamos haciendo las lanchas para la Armada Nacional, que ya están en condiciones de botarse y no se hace porque no llegó el equipamiento de la línea que provee a nuestra Marina de Guerra. Incluso las embarcaciones están adelantadas al tiempo previsto, que era noviembre de este año. Con esto quiero señalar que teniendo los elementos podemos achicar los plazos, aún con tecnología que no es de última generación".

"Buscamos una mesa integrada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de la Producción, la empresa y los trabajadores para ver qué rumbo le damos a este astillero dentro de una realidad, nosotros demostrando por qué lo defendemos y revertir la situación, mostrar el verdadero ARS. Si lo siguen ahogando como lo están haciendo, pone en riesgo a la región porque además perjudica al trabajo indirecto que se genera con la fábrica funcionando", concluyó.

Al referirse a la situación salarial en la provincia de Buenos Aires, el sindicalista apuntó "este cierre de paritarias es negativo para los trabajadores. Lamentablemente el gobierno insiste con el 15% sin mirar el índice del trimestre que supera el 6%, si multiplicamos ese porcentaje, vamos a estar por arriba del 20% de inflación. Lo llamativo de esto es que si están tan seguros que el 15% va a ser la inflación del año, creo que tendrían que dar la cláusula gatillo que mejoraría mucho los salarios. Reitero que esa cláusula no va a hacer que recuperemos nuestro valor adquisitivo o que se recupere el valor de la canasta familiar porque son tres andariveles distintos. El índice inflacionario que marca el INDEC no es lo mismo que lo que aumenta la canasta familiar ni tampoco recomponer el valor adquisitivo que los trabajadores venimos perdiendo".

Banegas continuó "estamos en esa discusión, hay gremios de la ley 10430 que aceptaron, nosotros tenemos paritaria específica como Astillero Río Santiago (ARS), los maestros siguen luchando para revertir esta situación, si bien hay organizaciones gremiales que declararon que arreglaron un 18,5%. Esperemos seguir en esta discusión, que no se dilate más, creo que también el hecho de tener 3 meses sin aumento salarial hace que los trabajadores sigan perdiendo, por más que después sea retroactivo, lo que gastamos todos los días no se recupera".

"El hecho de que otros sindicatos hayan aceptado la propuesta, considero que es porque son métodos distintos, yo soy respetuoso de las organizaciones gremiales. Los que tienen que resolver esto son los trabajadores de cada sector. ATE, donde estoy incorporado orgánicamente, es un gremio que reclama y lucha de manera permanente. Otros tal vez no lo hacen en la calle sino sentados a la mesa de las negociaciones", advirtió.

En ese contexto agregó "creemos que ese no es el camino y por eso queremos construir la unidad, muy necesaria para lo que está viviendo el trabajador, no sólo en lo salarial. El Estado y el sector privado están despidiendo empleados y la única manera de defendernos, de parar esto, es uniéndonos. Lamentablemente esto no sucede con algunas organizaciones gremiales, que no quiere decir que esté bien o mal. Los que creemos en la unidad seguiremos construyendo para unirnos en defensa de las fuentes de trabajo y nuestros derechos".