18-12-2018
"'Petro': De qué se trata el activo digital que sacó a la venta Maduro

Hasta el momento, de acuerdo a información publicada por la Superintendencia de Criptoactivos de Venezuela, el Petro, el flamante activo financiero digital de ese país, tuvo 292.000 intenciones de compra, de los cuales 36% fueron en dólares, 15% en euros, 18% en ethereum y 31% en bitcoin.

A pesar de que el Petro (PTR) es el primer token creado por un gobierno federal, el anuncio de la preventa generó diferentes reaciones dentro y fuera de la comunidad crypto.

"Mientras que muchas partes del mundo las nuevas tecnologías aumentan la brecha entre ricos y pobres, en Venezuela hacemos una revolución tecnológica con visión socialista", explicó el Presidente Maduro.

Nada mejor que analizar este acontecimiento desde la perspectiva de personas diferentes en distintas partes de la región. Para ello, analizamos distintas aristas de este activo venezolano que van más allá de su lanzamiento.

¿Es un "scam gigante"?

Franco Amati, entusiasta argentino y coorganizador de la Latin American Bitcoin y BlockchainConference indicó que el Petro intenta funcionar como promesa de pago transferible, con un valor basado en el precio del crudo.

Asimismo, el gobierno venezolano se compromete a aceptar al Petro para el pago de impuestos, tasas y servicios públicos, y a autorizar a casas de cambio para su conversión a bolívares.

Desde la perspectiva de este experto argentino, que es coincidente con varios dentro de la comunidad bitcoiner de Buenos Aires, la diferencia mayor con el Bitcoin es que esta una moneda digital descentralizada que pretende ser ajena a cualquier poder y control, mientras que el Petro depende en gran medida del que el gobierno de Venezuela cumpla con su promesa de aceptarla a una tasa que se corresponda con el precio del crudo.

Yendo a lo técnico también existen diferencias, Bitcoin es una tecnología en sí misma, mientras que el Petro se monta sobre NEM, una plataforma de contratos inteligentes ya existente.

Sin embargo, Amati sostuvo que el Petro podría ser una herramienta "muy útil para el gobierno de Venezuela, mediante la cual podría evitar el sistema financiero tradicional y así eludir sanciones o bloqueos comerciales".

Añadió que "no obstante, con la forma y desprolijidad con la que fue implementado difícilmente logre ese objetivo".

Por otro lado, Steve Hanke, profesor de economía aplicada de la Johns Hopkins University, le explicó a Coindesk que el mencionado Petro "no es una moneda y está destinada a fracasar".

"El mayor impacto que tendrá el Petro en Venezuela y en otros países serán las columnas y los centímetros de diarios gastados en hablar sobre él".

Alonso Vaca Pereira, trader de criptomonedas oriundo de Santa Cruz, Boliviadijo que hubo muy poca repercusión del Petro en su país. Allí "la gente aquí asocia las criptomonedas con estafa o esquemas piramidales".

Es predecible que eso suceda, dado que el Banco Central de Bolivia prohibió las transacciones con criptodivisas en 2014.

En ese contexto, el actual presidente, Evo Morales, está buscando reelegirse por cuarta vez.

"Hay temas más graves para el gobierno que el Petro", sostuvo.

Por su lado David Díaz, exiliado venezolano en Argentina, dijo que el lanzamiento de un criptoactivo por parte de un Gobierno sería predecible: "Los estados no pueden hacer nada contra las criptomonedas más que competir".

"A finales del año 2015 se empezó una persecución con objetivos de extorsión a la comunidadbitcoiner en Venezuela. Se encarcelaron a mineros y a personal de la empresa Surbitcoin (un exchange que permitía el intercambio de bolívares por bitcoin) bajo cargos no definidos como "robo de electricidad", "contrabando", "evasión de políticas cambiarias". Aseguró que se iniciaron campañas oficiales de divulgación negativa respecto al bitcoin.

  "Sin embargo en los últimos 6 meses han planteado una postura diferente e hipócrita respecto a las criptomonedas llegando al absurdo de siquiera crear una superintendencia de criptoactivos", añadió.

Para él, el futuro del petro es muy claro: "no tendrá aplicaciones reales, nocumplirá con sus supuestos económicos de paridad con el barril de petróleo y no le generará ganancias a nadie más que el gobierno venezolano".

Cree que "la poca credibilidad del gobierno venezolano es suficiente para desmotivar a los inversionistas, pero el desconocimiento ideológico y técnico actual de las criptomonedas hace creer que todo proyecto con una cadena de bloques (blockchain) va a subir de precio sin razón aparente y se impondrá sobre bitcoin".

A esto, explica, se le suma a que el gobierno de Maduro no tiene manera alguna de endeudarse por los medios tradicionales debido a las ultimas sanciones recibidas por Estados Unidos en las que le prohíbe a ciudadanos estadounidenses realizar transacciones con títulos, bonos y acciones emitidas por el estado venezolano (http://www.el-nacional.com/noticias/bbc-mundo/que-significan-las-sanciones-para-economia-venezuela_200871).

"Es irónico como el Estado más corrupto de la región elige financiarse con la tecnología de registro contable más abierta, honesta y auditable existente", concluyó.