25-09-2018
SIN DIFERENCIAS
Diego Santilli: “Carrió nos marca el norte en el gobierno”
El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, descartó la existencia de diferencias políticas entre la mesa chica que rodea al presidente Mauricio Macri y la líder de la Coalición Cívica.

El vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, descartó la existencia de diferencias políticas entre la mesa chica del PRO que rodea al presidente Mauricio Macri y la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, al afirmar que esta última les "marca el norte en el gobierno".

El funcionario elogió el pensamiento estratégico y claridad de Carrió para aconsejar al gobierno y definir la marcha de la gestión sin romper la triple entente del frente Cambiemos (el radicalismo, el PRO y la Coalición).

Además, Santilli ponderó la figura del presidente Macri, a quien ubicó en corrientes políticas progresistas del país y no en la centro derecha o el neoliberalismo, como lo acusan sectores de la oposición.

Al respecto, afirmó que "Mauricio es un desarrollista preocupado por sanear la economía y fortalecer un perfil productivo del país".

En declaraciones al ciclo "Desafío 2018", emitido en la noche del lunes por C5N, Santilli se refirió a las polémicas declaraciones del diputado oficialista, Nicolás Massot, pronosticando que después de un segundo mandato de Macri "el peronismo reformado va a gobernar el país" y "ojalá saque el país de la pobreza".

En ese sentido, el vicejefe de gobierno porteño puntualizó que Massot habló fuera de cámara tras una entrevista y personalmente no cree "que la mayoría de la sociedad sea antiK o esté contra el peronismo por lo que pasó" durante el anterior gobierno, por lo cual no es un mal diagnóstico creer que el peronismo reformado pueda volver al poder.

Por último, trazó un paralelismo entre el proceso político del gobierno de Cambiemos con el que asumió en México la fuerza sucesora del PRI, en referencia a las décadas de gobierno peronistas y filo populistas. "El cambio que nos toca llevar adelante es muy duro y sobre todo cultural  para pensar en un futuro distinto con políticas distintas", concluyó Santilli.