20-09-2018
LA PEOR COMPARACIÓN
Rubén Eslaiman, jefe de Diputados del massismo: “Vidal es como Scioli y sus funcionarios vienen a hacer turismo a la provincia”
El legislador massista dijo que "lo único que separa a Vidal de su antecesor es que ella es trabajadora y honesta". Dijo que el reclamo de los docentes es justo, aunque coincidió en discutir los excesos en licencias y cargos de maestros.

El presidente del Bloque de diputados provinciales del Frente Renovador, Rubén Eslaiman, afirmó que el discurso de apertura de sesiones legislativas de la gobernadora María Eugenia Vidal puso de manifiesto que "es como (su antecesor Daniel) Scioli, puro marketing y puesta en escena", al tiempo que consideró que los funcionarios de su gabinete, por ser en su mayoría porteños, "vienen a la provincia de Buenos Aires a hacer turismo porque no conocen nada y donde gestionan hay problemas".

El legislador sostuvo que "lo único que diferencia a Vidal de Scioli es que es más trabajadora y parece honesta y eso lo mantengo más allá de cualquier diferencia y crítica que puedo hacer a la gestión".

Y más incidioso con el antecesor de la mandataria, calificó a Scioli como "el peor gobernador de la historia de la provincia, el más corrupto e incapaz cuya gestión dejó consecuencias desastrosas para todos los bonaerenses".

En declaraciones al programa "No es lo que parece", que se emite los sábados de 9 a 13 por Radio Plus de La Plata, Eslaiman cuestionó que Vidal "ni siquiera nos habló a los legisladores sobre el plan de gobierno o por lo menos algunos ejes de gestión que el Poder Ejecutivo someterá a tratamiento legislativo durante el año".

"Por el contrario, hay que observar que no en vano Vidal le hablaba a la cámara. Su mensaje estaba pensado hacia el afuera de la gestión, hacia la televisión y los medios para construir un relato y determinar cuáles párrafos debían ser observados para ser noticias. Nos quieren hacer creer un relato, porque ella y su gestión son puro marketing, pura foto y puesta en escena", agregó Eslaiman, que además criticó que los responsables de ceremonial de la Gobernación "no nos permitieron a los legisladores opositores invitar a nadie para asegurarse que el acto sea casi partidario del PRO y de apoyo entusiasta para la gobernadora".

El legislador que conduce el bloque referenciado en la figura de Sergio Massa cuestionó además que "casi todos los funcionarios de gabinete y segundas líneas de la gobernadora sean porteños y sin cuestionar sus competencias, vienen con desconocimiento de la provincia algunos días a la semana a hacer turismo y esto es una falta de respeto hacia los bonaerenses".

"Fíjense que la gobernadora decía en su discurso que visita obras siempre y está en las escuelas. Y sí lo hace, pero sólo para la foto, para hacer campañas de marketing, porque después cuando debe discutir planes de infraestructura escolar o mejoras salariales busca el enfrentamiento. En eso son iguales a Scioli, el cambio no llegó ahí, la separa su honestidad y que es trabajadora", apuntó Eslaiman.

Reclamo docente

El titular del bloque de diputados renovadores se lamentó de que en la apertura de sesiones "la gobernadora no haya priorizado el compromiso del Poder Ejecutivo de solucionar el problema con los docentes bonaerenses y por el contrario haya elegido el camino de la confrontación".

"Yo esperaba que la gobernadora afirmara que iba a rever la propuesta de aumento salarial del 15 por ciento en cuotas para los maestros cuando se sabe la inflación será del 21. Que ordenara suspender el proceso de cierre de escuelas rurales, de fusión de salas y ajuste. Pero salió a decir que los docentes son corruptos y responsables de la crisis del sistema educativo. Se comportó igual que Mauricio Macri, que en su discurso de sesiones parecía que hablaba de Suecia o de Finlandia y no de los problemas que tiene la Argentina. Parece que ambos coinciden en negar todo y culpar a otros", añadió el diputado opositor.

Eslaiman remarcó que "lo que hay que dejar en claro acá es que el reclamo de los docentes es totalmente justo, más allá de que es verdad que hay que discutir los excesos en las licencias y la cantidad de cargos que generan exceso de gasto público", aunque "tampoco con la amenaza de recortar, ajustar y echar gente, porque el país no está para eso".