15-08-2018
"Las fisuras de Cambiemos en Provincia de Buenos Aires"
Por Virginia Gómez  @mavirginiagomez

Maria Eugenia Vidal no perdió un minuto desde el 22 de octubre. Junto a funcionarios e intendentes de Cambiemos delineó un plan electoral para ganar en 2019 municipios que históricamente fueron bastiones peronistas. La semana pasada, en un asado en Lanus, establecieron los detalles de la estrategia sobre la importante tercera sección.

El plan está basado en un nuevo endeudamiento provincial, y en una cuantiosa cuota de dinero que le giró el Gobierno nacional, a costa de recortar jubilaciones y pensiones a los adultos mayores de todo el país. La clave del plan pasa por un shock de obras, mientras avanza en el control sobre la autonomía económica de los municipios, para disciplinar a intendentes opositores, y un ajuste en las cajas previsionales de estatales, judiciales, bancarios y docentes bonaerenses.

Junto con el plan económico, a tono con el de Macri, definió jugar políticamente a Alejandro Finocchiaro en el importante distrito de La Matanza.

Por la puerta grande

El actual Ministro de Educación nacional es oriundo del municipio, comenzó a militar en la juventud de la UCeDé en la Universidad de San Andrés  y llegó al PRO de la mano de Mariano Narodowsky, ex funcionario también de la cartera de educación durante parte de la gestión porteña de Macri. Abogado de profesión, es docente y decano del departamento de Derecho en la Universidad de La Matanza (UNLaM). Y a su vez, amigo personal del rector Daniel Martínez, quien le permitió entrar al distrito por la puerta grande.

Finocchiaro, hace un mes, participó junto al presidente Mauricio Macri de la inauguración del Polo Tecnológico en la universidad más populosa del conurbano. Junto a Martínez, presentaron un proyecto que establece la injerencia de empresas privadas en el desarrollo de tecnologías que se llevan adelante en la casa de estudios. El Polo prevé implementar la posibilidad de que los estudiantes trabajen "desarrollando soluciones" y "nuevos productos" para empresas tecnológicas y de software donde "el estudiante va a cobrar una remuneración por lo que haga y, en el caso de que este diseño de software sea nuevo en el mercado, cobrará además un adicional", según lo informado en la presentación.

Un modelo educativo basado en el trabajo precario para los jóvenes, a tono con la reforma laboral redactada por el gobierno, para beneficiar a empresas privadas que a su vez le permite generar a la universidad los llamados "recursos propios", armas de las patronales para digitar los planes de estudio.

Los primeros anuncios de Finocchiaro en La Matanza, lejos estuvieron de dar respuesta a la comunidad educativa que reclama que se abra la sede universitaria ubicada en Gonzalez Catan. Hasta el momento, ni el gobierno anterior ni el actual asignaron las partidas presupuestarias necesarias para su apertura, que incluiría a miles de jóvenes que no acceden a la sede central ubicada en la urbanizada zona de San Justo. 

Guerra de obras 

Ante el shock de obras que Vidal prevé en el municipio, Roberto Feletti, Ministro de Hacienda de La Matanza, sostuvo que están "previendo colocar, en inversión pública, alrededor de mil millones de pesos, que es casi lo mismo que tiene previsto destinar la Provincia, con un presupuesto infinitamente mayor, para 2018 en el distrito". 

El monto al que refiere Feletti está supuestamente incluido en el presupuesto 2018 que se aprobó la semana pasada en el Concejo Deliberante del municipio, junto con el aumento de las tasas municipales en La Matanza. Este último incluía un aumento de impuestos, que llega a 44% en las localidades donde Cambiemos tuvo mayor desempeño electoral, como por ejemplo Ramos Mejía. 

Antes de que asumieran los nuevos concejales, la intendenta Verónica Magario dispuso que ambas iniciativas sean tratadas en el Concejo local. Lo dispuso de tal forma, ya que el PJ municipal por primera vez no tiene quórum propio. Tras ocupar 19 bancas en 1973, el peronismo se quedó con 13 escaños desde el retorno a la democracia, cifra de la cual no bajaría hasta este año en el que cuenta con doce bancas. 

Votados con la composición saliente, la votación del presupuesto finalmente salió veintidós votos a favor y dos en contra. De los cuatro concejales que responden a Cambiemos, dos apoyaron siguiendo al referente Miguel Saredi, y dos de quienes siguen a Finocchiaro se opusieron. En el punto referido a las tasas municipales, en cambio, fue de veintiuno a tres, ya que el concejal Miguel Calvete, que responde a Miguel Saredi, votó junto a los concejales de Finocchiaro. 

De la fisura al quiebre 

Miguel Saredi es el concejal del PRO que hasta el momento representaba al Gobierno en La Matanza. Pero desde agosto, el gobierno decidió jugar a Finocchiaro en la zona, ligado al dirigente territorial Toty Flores (de Elisa Carrió) y sectores de la UCR. 

La última elección Saredi fue reelecto y declaró que se propone "acompañar a gestionar y acercar posiciones del Municipio, la Provincia y la Nación. Porque hay peleas que solo le ocasionan problemas al vecino de La Matanza". Y agregó: "Tampoco me va a temblar el pulso ni la voz, cuando haya medidas que perjudiquen a los vecinos aunque parezcan cercanas a nuestro espacio político, como el desatino de haber querido trasladar el Mercado de Liniers a Aldo Bonzi, o lo que es más grave, hacerse los desentendidos sobre la descentralización y la división de La Matanza cuando la promovían quienes ahora la quieren desautorizar o hacerse los distraídos". 

Las declaraciones de Saredi responden a la necesidad de diferenciarse y defenderse del desplazamiento que surge desde el PRO nacional. 

Incluso, contra la dedocracia de Cambiemos y contra Finocchiaro, sostuvo que lanzó el espacio "Nueva dirigencia en Cambiemos" como "un nuevo espacio político, para que los vecinos y los ciudadanos que votaron y son cercanos a Cambiemos tengan la posibilidad de participar, elegir, ser electos, y ser parte de una construcción que elija democráticamente sus candidatos", y agregó que "debe haber democracia interna en Cambiemos, libertad y amplia participación". De fondo, se prepara para el 2019, adelantando que "es bienvenido que un Ministro de la Nación ahora se ocupe de La Matanza. Pero si quiere ser intendente, vamos a definirlo en las primarias". 

La riña de cara a la elección presidencial y de cargos ejecutivos, tuvo como primera consecuencia la división del bloque de Cambiemos en el Concejo luego de que asumieron los que renovaron u obtuvieron nuevas bancas. Cuatro ediles armaron un bloque propio que responde a Saredi, con buen diálogo con el peronismo local; y cuatro lo conformaron en consonancia con la línea nacional, que propone a Finocchiaro como próximo intendente de La Matanza. 

Al fin de cuentas, como el peronismo, Cambiemos también tiene sus internas entre quienes responden a los intereses nacionales, y los provinciales o federales. Esta fisura en un distrito clave como La Matanza, expresa las líneas internas en una coalición de Gobierno integrada por el PRO, la UCR y quienes responden a Lilita Carrió.

La crisis que se le abrió al Gobierno con la primera sesión fallida que intentaba votar la reforma previsional, donde también mostraron sus fisuras internas, anticipan que no sólo el peronismo atraviesa divisiones y disputas en su seno. En ambos casos, se traslucen la crisis de los partidos tradicionales, que más crujen cuando intentan atacar a trabajadores, jubilados y sectores populares.

Esta novedosa situación, puede abrir nuevas perspectivas y oportunidades, para quienes quieren enfrentar en serio, por fuera del lobby parlamentario, las reformas permanentes del Gobierno.

Virginia Gómez. Exclusivo para Cadena BA. 17/12/2017

Licenciada en Ciencia Política (UBA). Docente. Staff de "La Izquierda Diario"