19-11-2017
En la entrega de los Martín Fierro estuvo el periodismo "berreta"
En el Día del Pensamiento Nacional, Martín Garcia calificó a Macri de "cipayo" y "vende patria" y resaltó liderazgo de CFK
Así lo afirmó el ex presidente de la Agencia de Noticias Télam, que además apuntó: "Cuando al poder lo tienen los enemigos del pueblo, la justicia está del lado del enemigo del pueblo. Y cuando el poder lo tiene el pueblo, la justicia cuida los intereses de los poderosos y concede algunas cosas al pueblo". Resaltó liderazgo de CFK, calificó a Macri de "cipayo" y "vende patria" y reivindicó a los detenidos De Vido por "peronista" y a Boudou por "patriota".

Martín Garcia, ex presidente de la Agencia de Noticias Télam, durante parte de la gestión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, se refirió a la entrega de los Martín Fierro y dijo: "Ahí está el periodismo berreta, el que se canjea por dinero, lo mejor que se puede comprar con plata. Esta gente se ha encumbrado con dinero y con pantalla y le hace creer a la sociedad que son la gente importante. Como en APTRA tiene mucha influencia en el grupo Clarín, naturalmente va a premiar a todo que esté en contra nuestro".  

En el marco de la conmemoración del "Día del Pensamiento Nacional" en homenaje al nacimiento de Arturo Jauretche, divulgador y militante de esa causa; Martín Garciaexpresó: "La dependencia y el colonialismo desde el punto de vista de los colonizados, es parte del pensamiento nacional. Al contrario del pensamiento nacionalista que nos deja una patria posible de ser propia sin depender de nadie..." y agregó: "El pensamiento colonizado, el pensamiento que quiere ser parte de la corona de Inglaterra, también pertenece a una tradición de Mitre, Sarmiento y de todos los que han visto al país como un hecho inferior debido a que había pueblos originarios".

Además, en diálogo con Cadena BA, Radio Plus y Diario Platense remarcó: "Así que lo que hace, en todo caso, el gobierno de Macri, es desarrollar por un lado, un pensamiento cipayo o vende patria, como lo definía Perón en su libro con el mismo nombre, porque ellos quieren hacer negocios y no les importa con quién ni les importa cuál es el beneficio para el país y para la comunidad local. Lo ven como cuestiones internas de las corporaciones económicas".

También se refirió a las detenciones de Julio De Vido y Amado Boudou y dijo que los banca porque "en Argentina, se suponía que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, acá está invertid la fórmula, todos son culpables hasta que se demuestre la inocencia. Parece que es obvio, no porque la pregunta lo sea, sino porque la respuesta es obvia, es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Por qué se va a cambiar el tratamiento que siempre le hemos dado a Julio De Vido, ha sido peronista, completamente compañero, completamente militante, más allá de su jerarquía, y por qué vamos a dudar de Amado Boudou que es un patriota, que ha defendido el interés de los jubilados, que le ha permitido al Estado tener una política social concreta".

Y aseveró: "Cuando al poder lo tienen los enemigos del pueblo, la justicia está del lado del enemigo del pueblo. Y cuando el poder lo tiene el pueblo, la justicia cuida los intereses de los poderosos y concede algunas cosas al pueblo".

Además el responsable de la comunicación de la agrupación política de Gabriel Mariotto y Fernando Esteche habló de la actual situación del Peronismo y de Cristina. "Indudablemente el pueblo argentino ha elegido a Cristina como su referente sea la oposición o para la conducción. Y el resto del peronismo se está organizando..." sostuvo y consideró: "Así que hay una reorganización, seguro que de acá al 2019 hay tiempo para reorganizarse siempre detrás del pueblo porque tiene que ser el que marque el rumbo y marque los tiempos y lo que tenemos que hacer los dirigentes, es entenderlo y adaptarnos a su necesidad".

Por último, García reflexionó: "el modelo súper ensalsado de Durán Barba, de mentir para gobernar, de mentir para conquistar, para ganar tiempo, que tanto asombra a todo el mundo y parece tan genial, tiene problemas cuando se defiende a estos sectores saqueadores de la economía y todo lo que hacen, es en contra de la gente. Por más que lo pinten de colorado, le pongan globos, gente bailando y de cara bonita, cuando la gente termina sin trabajo, sin dinero y sin esperanzas, se rompe el equilibrio como en el 2001. Entonces toda esa parafernalia de valores neuro lingüístico, se va como se fue en el 2001, a la basura. Y vuelve la gente a darse cuenta que nos están robando, y que tiene que defender sus derechos y sale a patear el tablero, que seguramente lo va a hacer en las elecciones de 2019, si llega este gobierno, porque tiene una bomba de tiempo con el déficit fiscal, que en cualquier momento hace ruido".

- ¿Qué reflexiones te surgen en el Día del Pensamiento Nacional, en este 2017 que está gobernado por Cambiemos y el presidente Macri?

- Indudablemente, la dependencia y el colonialismo desde el punto de vista de los colonizados, es parte del pensamiento nacional. Al contrario del pensamiento nacionalista que nos deja una patria posible de ser propia sin depender de nadie. No en un sentido de interdependencia, porque todos dependemos de todos, tanto los seres humanos que estamos unidos a los demás en una comunidad, como los países, que pertenecemos a una comunidad de naciones por distintos lazos. Primero, lazos territoriales. Después por las migraciones, y luego por la relación con otros continentes con el tema de las inmigraciones y por las guerras que no solo dividen, sino que también unen. En tanto mucha gente que ha venido a robar aquí y se ha quedado, como ingleses, españoles, tal como decía la reina de España, había que mixturarse con los y las naturales, así que sin duda pertenecemos a una comunidad.

El pensamiento colonizado, el pensamiento que quiere ser parte de la corona de Inglaterra, también pertenece a una tradición de Mitre, Sarmiento y de todos los que han visto al país como un hecho inferior debido a que había pueblos originarios. En esas épocas, llegaron a pensar que los indígenas era sub-humanos, por el sólo hecho de tener otra lengua y no tenían el tipo de ilustración, estaban más cerca de la sabiduría que del conocimiento enciclopédico. Así que lo que hace, en todo caso, el gobierno de Macri, es desarrollar por un lado, un pensamiento cipayo o vende patria, como lo definía Perón en su libro con el mismo nombre, porque ellos quieren hacer negocios y no les importa con quién ni les importa cuál es el beneficio para el país y para la comunidad local. Lo ven como cuestiones internas de las corporaciones económicas.

Por otro lado, para poder hacer negocios ellos, que son parte de las corporaciones económicas, tienen que quedar bien con todas las corporaciones de todos lados, con lo cual, amplían su mercado y negocio, sin importarles que eso le haga bien o le haga mal al país y a la gente que vive adentro, que se la ve como súbditos. Es un pensamiento autárquico, de nobleza. Incluso tiene ciertas permisibilidades de muchos sectores de la población que creen que está bien que los ricos tengan otras leyes u otros códigos que se permiten enriquecer y que los pobres tienen que aguantar. Hay un poco de eso en el pensamiento de los pobres.

Nosotros pensamos que el pensamiento nacional al que estamos referenciando, es al que refiere Ana Jaramillo, la rectora de la Universidad de Lanús, que dice que más que sustituir importaciones, lo que hay que sustituir es el pensamiento, es decir, que hay que animarse a tener un pensamiento nacional situado en Argentina, en Latinoamérica, en la mixtura latina, y mirar desde este lado, que no es el sur del mundo, bien podría ser el norte, ya que el planeta no tiene ni norte ni sur

-  ¿Qué entendes que pasó con este gobierno que gana las elecciones prometiendo lo que no cumple y diciendo todo lo contrario que lo que va a hacer, como lo estamos viendo con esta reforma laboral y previsional que se está viniendo?

- La política tiene dos aspectos que son simultáneos. Uno es la lucha política noble, idealista, es la que ocupa al noventa y pico por ciento de la clase política, de los militantes sobre todo. Después hay un tres o cuatro por ciento, que es el lumpenaje, que implica que le da lo mismo el menemismo, el peronismo, el radicalismo, etc. O esta oligarquía que está buscando siempre los negocios, buscando acomodarse, tener algún laburito, hacer un curro.

Eso, más las necesidades reales que tienen la dependencia de los gobernadores a nación, no en todos los casos, por ejemplo en San Luis, solamente el cuarenta por ciento del presupuesto afecta a los sueldos. Después hay un sesenta por ciento que tiene otros servicios de su propia co-participación sin pedirle nada a nación, ellos hacen y deshacen lo que se le da la gana. Por eso San Luis está tan bien, tienen menos de quinientos mil habitantes, pero saben administrar y no tienen necesidad de andar mangueándole al gobierno nacional. El gobierno nacional hace negocios con los gobernadores, los aprietan, entonces a veces para hacer una vía, para hacer una ruta o para hacer un puente, ceden sus diputados nacionales para cosas que no están convencidos y se benefician los sectores pudientes, pero que les permiten a ellos hacer un poco de obra y para poder reciclarse para la próxima elección.

Por otro lado está, lo que aporta la CIA y también la SIDE, que es conocer los negociados de algunos políticos, y también circunstancias personales, por ahí hay gente que practica la homosexualidad pero vive una vida careta entonces si se viera su vida privada o amante, le generaría trastornos familiares o quebraría su imagen. Entonces con todos estos datos de todos estos hombres que estudian o copian, etc, los carpetean, como bien dijo De Vido, y los someten a prestarse a hacer cosas que su ideología y su lealtad no le permitirían en otros casos. Entonces, todo esto mejora las condiciones de los poderosos, cuando le vayan con dinero, con poder, operando a la justicia, la justicia que nos hace ver claramente que todo lo jurídico es una ilusión y que no hay constitución, no hay leyes, no hay códigos que pasen por otro lugar que el poder. Cuando al poder lo tienen los enemigos del pueblo, la justicia está del lado del enemigo del pueblo. Y cuando el poder lo tiene el pueblo, la justicia cuida los intereses de los poderosos y concede algunas cosas al pueblo.

No se ha mostrado la verdadera cara de la legalidad, que es que se hace, por ejemplo, un código civil para los poderosos para proteger sobre todo el derecho de la propiedad y un código penal para cualquiera que se quiera llevar un ladrillo. En general le toca a los pobres.

- Ahí miro la web de Nacional y Popular, y veo que a De Vido lo titulas llamándolo compañero y también le das mucho aire a Boudou. Mientras de un lado los tratan de chorros a los dos, algunos los ignoran, ¿por qué esa actitud y por qué esa defensa que hacés de ambos?

- Primero porque en Argentina, se suponía que todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, acá está invertid la fórmula, todos son culpables hasta que se demuestre la inocencia. Parece que es obvio, no porque la pregunta lo sea, sino porque la respuesta es obvia, es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Por qué se va a cambiar el tratamiento que siempre le hemos dado a Julio De Vido, ha sido peronista, completamente compañero, completamente militante, más allá de su jerarquía, y por qué vamos a dudar de Amado Boudou que es un patriota, que ha defendido el interés de los jubilados, que le ha permitido al Estado tener una política social concreta, utilizando el dinero de ahorro de los trabajadores que se lo robaban del 33% al 50% a los aportantes de la jubilación. Igual que los peajes, son todos negociados de birome.

- ¿Cómo estás viendo este peronismo actual que parece que luego de la derrota del 2015 no consigue rearmarse?

- Lleva tiempo, porque hay que conciliar muchas cosas, hay mucho machismo en el peronismo como en todas las cosas, como en todos los demás estamentos de la sociedad argentina, le cuesta entender la lógica de una mujer que conduce, y también que una mujer tiene menos flexibilidad que los hombres. Los hombres condenamos a uno que nos traicionó y a los seis meses lo llamamos para conversar, la mujer es más decisiva. Hay formas distintas de conducir de la mujer al hombre y muchos sectores no se acostumbran, y también las mujeres tienen menos experiencias en el manejo de tanta gente, y también tienen que hacer su aprendizaje. Indudablemente el pueblo argentino ha elegido a Cristina como su referente sea la oposición o para la conducción. Y el resto del peronismo se está organizando, la presencia de Insfrán y Rodríguez Saa son de vital importancia para esa organización, también Capitanich y Marioto. Hay toda una movida, casi todos los gobernadores que han apostado por el macrismo han perdido y también han perdido su lugar como ganadores en el concierto del peronismo.

Así que hay una reorganización, seguro que de acá al 2019 hay tiempo para reorganizarse siempre detrás del pueblo porque tiene que ser el que marque el rumbo y marque los tiempos y lo que tenemos que hacer los dirigentes, es entenderlo y adaptarnos a su necesidad.

- ¿Cómo estás viendo los medios en este contexto de este casi bochorno de la entrega de los Martín Fierro a la radio?

- Ahí está el periodismo berreta, el que se canjea por dinero, lo mejor que se puede comprar con plata. Después está el periodismo que está en las redes, en los pequeños medios, en las pequeñas radios, que tiene pertenencias diferentes y piensa distinto. Esta gente se ha encumbrado con dinero y con pantalla y le hace creer a la sociedad que son la gente importante. Como en APTRA tiene mucha influencia en el grupo Clarín, naturalmente va a premiar a todo que esté en contra nuestro.

Una vez, en el proceso militar, yo estaba trabajando en Radio Belgrano y entré para ver qué iba a pasar con mi programa, yo todavía no tenía idea de lo que iba a pasar, y escuché a tres miembros de las Fuerzas Armadas discutir entre ellos, que tenía que haber un partido de derecha, uno de centro y uno de izquierda, como una cosa ideal para ellos como equilibrio de la democracia. Y yo pensé, que lo único que estaba prohibido era el peronismo, porque es el que defiende los intereses no sólo de Argentina, sino de Latinoamérica.

Entonces, a los EE.UU les molesta una ideología y una organización, siendo el país más grande de Latinoamérica, que defienda la nacionalización de los medios de producción, de la banca, de los puertos, del comercio al exterior, y defienda el ingreso alto como método, que es lo que han utilizado ellos para salir de la crisis del 30, pero no lo que practican con los demás países. Por otro lado, se ofrece el imperio ideal de ellos, para los trabajadores, para la clase media, de un país que no paga aguinaldo, que no paga vacaciones, no paga salud, horas extras ni indemnizaciones cuando echan a alguien. Es un modelo esclavista que tiene EE.UU, y la gente cree por las series que la gente vive en un paraíso.

- Pensando en Jauretche, pensando en el futuro… para cerrar, una reflexión.

- Lo que digo es que el modelo súper ensalsado de Durán Barba, de mentir para gobernar, de mentir para conquistar, para ganar tiempo, que tanto asombra a todo el mundo y parece tan genial, tiene problemas cuando se defiende a estos sectores saqueadores de la economía y todo lo que hacen, es en contra de la gente. Por más que lo pinten de colorado, le pongan globos, gente bailando y de cara bonita, cuando la gente termina sin trabajo, sin dinero y sin esperanzas, se rompe el equilibrio como en el 2001. Entonces toda esa parafernalia de valores neuro lingüístico, se va como se fue en el 2001, a la basura. Y vuelve la gente a darse cuenta que nos están robando, y que tiene que defender sus derechos y sale a patear el tablero, que seguramente lo va a hacer en las elecciones de 2019, si llega este gobierno, porque tiene una bomba de tiempo con el déficit fiscal, que en cualquier momento hace ruido.

 




PI Global Media