19-11-2017
"Abril y ese Estado ausente"
Por Dardo Pereira @juanba2406

Si el asesinato de Abril fuera el relato de una novela policial al estilo de La Herida de Fernández Díaz, uno lo seguiría con interés. Pero a decir verdad yo no puedo seguir, no tengo palabras para decir algo, no puedo ver  ni los videos, ni leer los entretelones de esta trama criminal. Me hace mal. Intentare escribir algo, pero sabiendo que mi dolor es la nada misma frente al de la familia.

Solo puedo expresar que esto es la cruda realidad de un estado ausente, deliberadamente ausente desde hace tiempo, y entre los grandes culpables de esta tragedia, de esta ausencia,  se encuentra  ese  gran relato ideológico que contamino a la sociedad y le hizo extraviar su camino.

El garantismo originariamente fue  una corriente del derecho  que sostuvo que la pena no podía justificarse en la venganza, sino en la utilidad.Es decir, en la prevención de otros delitos.Bueno eso,exactamente eso, es lo que nunca sucedió en nuestra patria.

De la mano de una justicia militante las concepciones ideológicas se metieron por la ventana y terminaron invadiendo y desfigurando el concepto de garantismo. Las puertas giratorias, la imposición de penas mínimas, el  abuso de las libertades condicionales, la permisividad  con cierto tipo de delincuentes a los que se tiende a considerar víctimas antes que victimarios, la justificación de  cierto tipo de delitos, son la consecuencia de una justicia contaminada e ideologizada que pudrió y deformo el derecho penal.

La consecución de este accionar son las miles de víctimas del falso garantismo, una sociedad inerme, una sociedad temerosa que se encierra con rejas ya no en sus casas, sino hasta en los balcones de los edificios. Una sociedad que cuando sale a la calle mira para todos lados, porque sabe que el delito se anida en su barrio.

Una sociedad a la cual le hicieron creer, que los derechos humanos eran solamente los del pasado y no los del presente. Una sociedad que sale con pancartas preguntándose por Santiago, pero no lo hace del mismo modo por Abril. Una sociedad contaminada por una grieta enorme.

La gobernadora con valentía esta dando una lucha gigantesca,la está librando frente a una policía contaminada por años, que cambio su entramado histórico de los delitos comunes del juego y la prostitución,por el narcotráfico y las zonas liberadas. La lucha esta. Pero los resultados realmente tardan y van a tardar aún más en llegar.

También están esas narraciones apuradas por agendas electorales,  que sacaban a la luz con finalidades políticas policías locales, que no pueden ni ayudar a cruzar la calle a un anciano y son el fiel reflejo del lugar de dónde venimos.

Ahora también convendría preguntarse ¿hacia dónde vamos? porque en la política local todos sabían que el Mercadito, de donde salieron los delincuentes, es un lugar donde la policía no entra y donde se metió el crimen organizado.

También se sabe que la noche no tiene control, y esto hace rato que se sabe. La policía no patrulla. Los vigilantes duermen plácidamente en las nuevas garitas de las plazas, a la luz de luces que funcionan a pleno hasta una hora, y después desaparecen para dar lugar al  reparador sueño de los cansados policías.

Los controles de alcoholemia pedidos hasta el cansancio, no existen y todos saben que los sábados a la noche hay uno solo y está en Plaza Moreno. Por eso para que Cambiemos sea la  real expresión del cambio y no un mero amague de mejoría, algo habrá que cambiar en el manejo de la delincuencia, en la justicia y en la noche platense.

El poder es tan efímero que se va como agua entre los dedos. Esta claro que los vecinos no quieren, ni desean, que al gobierno le vaya mal, sobre todo porque la ciudadanía no puede ver desaparecer frente a sus ojos otra nueva esperanza.

Lo que si reclama con fuerza es que la tranquilidad,la justicia y el orden reinen en la ciudad y los delincuentes estén donde deben estar, esto es en la cárcel.Mientras tanto debatimos si las mismas son para reinserción, pero por ahora que se queden bien  encerraditos  y los falsos garantistas que paguen por su incapacidad, porque a  la familia de Abril la vida no se la devuelve nadie.

Dardo Pereira, exclusivo para Cadena BA. Lunes, 8 de noviembre de 2017.

Odontólogo. Profesor de Historia. Presidente de la Sociedad Odontológica de La Plata (SOLP). Docente de la Facultad de Odontología de la UCALP. Escritor.




PI Global Media