17-10-2018
"Sin precedentes globales, se realizó un nuevo Encuentro Nacional de Mujeres"
Por Virginia Gómez  @mavirginiagomez

El  XXXII° Encuentro Nacional de Mujeres se realizó a menos de una semana de la elección legislativa, mientras que, desde Cristina de Unidad Ciudadana hasta Esteban Bullrich de Cambiemos, se pronunciaron contra el derecho al aborto.

El fin de semana largo, se realizó en Resistencia (Chaco) el XXXII° Encuentro Nacional de Mujeres. El acto de apertura del día sábado, realizado en el Club Sarmiento, contó con la presencia de cinco mil asistentes, mientras arribaban delegaciones desde distintos puntos del país. En el inicio se leyó el documento de apertura, redactado por la Comisión Organizadora, donde saludaron a las mujeres "de todo el país y de pueblos originarios en el Chaco". En el mismos tomaron la palabra referentes de las comunidades qom, wichi y moqoit que brindaron la bienvenida a las concurrentes.

El documento denunció la pobreza que padecen la mayoría de los habitantes de la provincia, la precarización laboral y feminización del trabajo rural y el "genocidio silencioso de los pueblos originarios de esa zona, por desnutrición, tuberculosis, Mal de Chagas, entre otras enfermedades y muertes evitables". También se alzó la voz contra la represión a las comunidades originarias y a quienes se solidarizan con ellas, aunque sin nombrar a la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

El documento también fue crítico de las políticas del Gobierno actual, y el anterior, que "impidieron la implementación de la Ley de Erradicación de la Violencia contra las Mujeres", y se pronunció a una semana de las elecciones legislativas nacionales, por la ley de interrupción voluntaria del embarazo, proyecto presentado en el Congreso nacional por sexta vez.

Desde las tribunas, las mujeres presentes exigieron la libertad de Milagro Sala, aunque desde el palco no fue mencionada. Paralelamente, al inicio del Encuentro Nacional de Mujeres, Milagro fue nuevamente encarcelada, sin orden judicial, en la provincia de Jujuy. Horas más tarde, se realizó en la ciudad, una conferencia de prensa, convocada por militantes de diversos partidos políticos, organismos de DD.HH. y activistas, en la Escuela de Comercio de Chaco. Desde allí, se denunció este nuevo avasallamiento ilegal, la criminalización de la protesta y la persecusión política del Gobierno de Morales Solá, junto con exigir su inmediata libertad. 

Durante la tarde del sábado y el domingo, se realizaron los talleres temáticos, donde asistieron las mujeres presentes. Los mismos no fueron resolutivos, a pesar de que el movimiento de mujeres plantea diversas demandas, y entre las presentes hay un debate abierto sobre cómo conquistarlas.

Por ejemplo, el proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio Fiscal del año 2018, que se pondrá en debate la semana que viene, recorta el presupuesto asignado para políticas paliativas ante la violencia de género y tampoco tiene en cuenta la inflación. ¿Cuáles son los desafíos del movimiento de mujeres en este marco de ajuste? La pregunta quedó inconclusa.

Por otra parte, el Encuentro se realizó a menos de una semana de la elección legislativa, mientras que, desde Cristina de Unidad Ciudadana hasta Esteban Bullrich de Cambiemos, se pronunciaron contra el derecho al aborto. Sólo los integrantes del Frente de Izquierda defienden el derecho al aborto legal y la separación de la Iglesia del Estado, demandas históricas del movimiento de mujeres.

Pero a la baja participación, con respecto al Encuentro anterior realizado en Rosario, se sumó que una vez más en el mismo no se definieron estrategias para conquistar este derecho.

A tono con los límites planteados, la marcha final realizada el domingo por la tarde, no pasó por los lugares emblemáticos, que representan instituciones garantes de la opresión a las mujeres, como la Iglesia, el poder judicial, la Casa de Gobierno. Y el día lunes, un grupo reducido de asistentes, decidió que la próxima sede sea en la provincia de Chubut.

En la Argentina, los encuentros son instancias significativas de reunión de miles de mujeres, años tras año, sin precedentes en el mundo. Todavía queda pendiente convertir a los mismos, en un gran punto de apoyo para fortalecer la organización de las mismas y dar impulso a un movimiento poderoso que le arranque al Estado sus derechos, en el camino de la liberación total del conjunto de la humanidad.

Virginia Gómez. Exclusivo para Cadena BA. 16/10/2017

Licenciada en Ciencia Política (UBA). Docente. Staff de "La Izquierda Diario"