15-08-2018
En la Provincia: "La campaña, entre el caso Maldonado y el voto útil"
Por Andrés Lavaselli @Lavaselli (Agencia DIB @AgenciaDib)
 La sumatoria de indicios que terminaron de ubicar a la Gendarmería como la única sospechosa verosímil de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, expone al Gobierno a una crisis debido al manejo que hizo del caso Patricia Bullrich, su ministra de Seguridad. Por el mismo motivo, la cuestión ocupa el centro de la escena política en el reinicio de la campaña electoral, aunque hasta ahora no parece determinante a la hora de explicar la evolución que viene registrando la intención de voto.

Hay dos certezas compartidas en la lectura que hacen los comandos de campaña de Cambiemos y Unidad Ciudadana respecto de las implicancias electorales del caso y, por tanto, de las estrategias que despliegan. Una indica que, objetivamente, actuó como una suerte de amplificador de la voz de la oposición en general, y de Cristina Kirchner en particular. La otra marca que probablemente no tenga una resolución clara antes de las elecciones, aunque estará presente en la agenda hasta ese momento.

Contra lo que podría suponerse, en el equipo de Vidal no creen que esa combinación de factores sea necesariamente perjudicial para sus chances. El razonamiento es el siguiente: hasta ahora, la centralidad del caso Maldonado coincidió con una mejora en la intención de voto de Esteban Bullrich, que lo llevó a encabezar las encuestas. Manejan tres: una, pública, en la que gana por 4%; otra, que les acerca Jaime Durán Barba, en que lo hace por 3,5%. La tercera  es propia y  lo da ganado por 2 puntos. En esta última, Bullrich crece 3 puntos y CFK 1.

Lo esencial, para Cambiemos, es que detrás de esa evolución está funcionando la lógica del "voto útil". En la primera encuesta, el que pierde más votos respecto de las PASO es Sergio Massa (5%) y en la segunda también (5,3%), aunque Randazzo experimenta una merma importante, de 3%, que en su caso representa la mitad de los votantes que tuvo hace un mes. Aunque no dan cifras por ahora, en UC coinciden en que el caso Maldonado no tuvo hasta ahora un impacto importante en la intención de voto.

Esa dinámica se da en paralelo con otra, que por ahora esteriliza la cuestión en términos electorales. Para el sector de votantes más politizado, la interpretación es en términos de "grieta": su opinión es básicamente anterior a los hechos del caso y se explica por su adhesión o rechazo al gobierno. Para el resto, se trata de una cuestión  muy importante, pero que vive con menos intensidad y que no figuran entre las motivaciones del voto, que siguen siendo la economía o la inseguridad, entendida en términos clásicos.

Por eso, Vidal seguirá manejando el tema como hasta ahora: como si no fuera parte del oficialismo. La idea es que responda cuando la consulten, como hicieron sus pares de La Pampa, Carlos Verna o de Córdoba, Juan Schiaretti. "Ella no tiene que ver directamente con el asunto, que corresponde a la Justicia y al Gobierno nacional", se atajan a su lado. La estrategia se completa con una visibilidad baja de Vidal hasta los últimos 12 días de campaña, que se elevará súbitamente como ocurrió en las PASO.

En el búnker de CFK dicen que "Cristina no dejará caer el tema porque para ella es un límite, algo que no se puede aceptar, más allá de su impacto electoral". Recuerdan que la Expresidenta "denuncia casos de represión del Gobierno desde el comienzo, con los balazos a los murgueros de la Villa 1-11-14", por lo que se desentienden de las críticas por partidizar el tema. Uno de los puntos en los que insistirá CFK es la revelación de Victoria Donda, que dijo que Bullrich comentó, en una reunión con legisladores, que "a un gendarme se le pudo haber ido la mano".

Si eso se confirma, el significado electoral del caso podría cambiar radicalmente respecto de la relativa falta de impacto actual. En el gobierno provincial admiten que, que ese caso, "habrá que rever" la estrategia desplegada hasta ahora.

Para CFK, en cambio, no habría ninguna corrección que hacer se trataría de una confirmación de lo que ya denuncia. (DIB)