16-12-2017
"Inflación, Trabajo, Jubilaciones... Cambiemos"
Por Flavio Cuoco (*) @cuocoflavio

Qué se puede decir, a horas de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, sobre estos temas que no se haya abordado.

Qué decirle a Ramona Flores, de Lomas de Zamora, que se gana 'el mango' limpiando casas y ve que cada día le alcanza menos?

Con qué cara mirar (porque pareciera ya no haber palabras) a Enrique García, de Lanús, cuyos hijos le dan una mano para comprar los remedios?

Qué decirle a Santiago Peralta, de Quilmes, que perdió su fuente de ingreso registrado (con obra social, jubilación, etc.) y volvió al mercado de trabajo que no le da ningún tipo de protección social?

Qué decirle a Victoria Zubizarreta de Morón, que tuvo que volver a 'cartonear' porque en la casa que limpiaba tomaron a una señora 'con más educación' que se había quedado sin trabajo?

Era verdad, la teoría del derrame funciona: un trabajador desplaza a otro en la cada vez más empinada pendiente de la precarización laboral. Y cada uno hace lo que puede para sobrevivir en este salvaje presente regulado por 'Mr. Mercado', como lo llamara el periodista Washington Uranga alguna vez.

Lo peor de todo, es que no llegamos al fondo. Todavía podemos estar peor. Sí, se puede!

Este modelo socio-económico está desmembrando el tejido social. Ese que después de 2001 tanto nos costó remontar. Todavía los medios no muestran que en los bolsones de mayor pobreza se está gestando una desazón, una desesperanza que puede transformarse en desesperación. Cuando una persona está desesperada, no mide totalmente sus acciones porque está atravesada por la necesidad;si los desesperados son muchos, son mayorías...

Y en todo esto, los olvidados de siempre: los jóvenes, nuestros pibes. Son quienes deberían estar en la escuela secundaria (obligatoria por ley) y pensando en su futuro, pero ven que el futuro no sólo es incierto, como planteara hace tiempo el sociólogo Immanuel Wallerstain, sino que simplemente, no saben si va a existir para ellos.

Entramos en la 'emergencia en adicciones" pero se sigue sin decir ni una palabra sobre este delicado tema, y lo que es peor, sin ningún plan concreto para abordar esa emergencia… sólo un refritado de programas viejos, que incluye un reciclado de nombres, a lo que sumamos un alto grado de ignorancia sobre el tema que lleva siempre la discusión hacia el mismo costado: el narcotráfico.

Basan sus campañas en la lucha contra el narcotráfico y se hacen los tontos cuando descubren que hoy el gran generador de trabajo en los lugares más vulnerables es el micro trafico. El narcotráfico está ocupando el lugar del Estado.

Y los pibes? y las pibas? Van a dejar de consumir porque haya menos dealers, porque la ministra de seguridad incaute kilos de droga, o más bien porque se les dan las herramientas para que organicen su proyecto de vida? Qué proyecto de vida, qué sueño pueden tener si el futuro es una idea que ya no está presente en el mundo adulto que los rodea? Miran a su viejo y perdió el trabajo o no le alcanza, miran a la madre y ven que tiene que hacer más de lo que el cuerpo le da para sostener la casa, miran a su abuelo y ve cómo sufre porque no tiene ni para los remedios, mira la televisión y escucha que más de medio millón de personas fue a pedir pan y trabajo a San Cayetano... de qué futuro podemos hablarle? qué futuro podemos prometerle? Y los que están solos y abandonados? Qué Estado se hace presente con propuestas que los ayuden a sentirse incluidos y a pensar que 'algo bueno' les puede tocar?

Lamentablemente se confirmó lo que muchos suponíamos hace casi dos años, que este gobierno no puede (o no quiere) ser para todos, sino para algunos pocos y patea la pelota hacia adelante bajo eufemismos como 'estamos haciendo lo que hace años había que hacer'.

La única verdad es la realidad, dijo Sócrates (y después Perón), y hoy esa verdad es que las grandes mayorías estamos mucho peor que hace dos años. Así no se puede seguir...

En estas elecciones de medio término, se empieza a jugar precisamente el FUTURO. En estas elecciones tu voto es tu voz y la de muchos otros silenciados. No sólo nuestro futuro inmediato, sino el de nuestros hijos y nietos. El de nuestra querida Argentina.

(*) Flavio Cuoco, exclusivo para Cadena BA. 8 de agosto de 2017.

Educador, Ex Director Nacional del SEDRONAR




PI Global Media