25-09-2017
En La Plata, contundente marcha frente a los Tribunales Federales contra la impunidad del 2 x 1 de la Corte
Organismos de derechos humanos, organizaciones sociales, políticas y culturales, sindicatos, estudiantes secundarios y universitarios de la ciudad de La Plata participaron de un acto que se realizó este miércoles al mediodía en los Tribunales Federales de la capital bonaerense en repudio al fallo de la Corte Suprema que aplicó el cómputo del denominado 2×1 en favor de un genocida, condenado por delitos de lesa humanidad.

Durante la actividad, convocada por la Mesa por los Derechos Humanos platense que integran las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos y Familiares de Detenidos y Desparecidos, se realizó una radio abierta.

Allí, Matías Moreno, miembro de HIJOS La Plata dijo que "este es un acto en repudio al infame fallo del 2×1 dictado por la Corte Suprema porque el 90% de la sociedad lo rechaza".

"Estamos esperanzados que el Senado anule este fallo, así como lo hizo ayer Diputados. No se pueden detener las políticas de memoria, verdad y justicia que fueron gracias a la lucha incansable de los organismos de derechos humanos pero también gracias a las políticas del ex presidente Néstor Kirchner", evaluó y añadió que "como sociedad maduramos y no vamos a retroceder ni un paso atrás".

Evaluó que "más allá de la foto del fallo, hay que ver la película de terror en materia de derechos humanos que empezó el 10 de diciembre de 2015 cuando funcionarios de Gobierno cuestionaron la cantidad de desaparecidos, cuando quisieron correr el feriado del 24 de marzo y buscaron reinstalar la nefasta teoría de los dos demonios, y cuando los diputados de la alianza Cambiemos se sacaron una foto hablando del 'curro de los derechos humanos' ya que son gestos que culminan en este fallo de la Corte".

"Dos de los tres votos positivos fueron de los jueces propuestos por el presidente Mauricio Macri. Espero que los poderes Ejecutivo y Judicial escuchen este grito fuerte de toda la sociedad cuestionando y repudiando este fallo", completó.

En esa línea, Rubén López, hijo del testigo desaparecido, se manifestó en contra del fallo de la Corte porque "es una Ley que está derogada y no se aplicaba en los delitos de lesa humanidad" y dijo a esta agencia que la decisión del máximo tribunal "no tiene perdón de nadie".

"La manifestación del Gobierno en contra del fallo fue por la presión popular, porque tardaron 4 o 5 días en pronunciarse. Lo primero que hizo el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, es decir que estaba de acuerdo con el fallo", expresó y anticipó que "hoy estaremos todos en la marcha para pedir que los genocidas no queden libres".

López afirmó que "es un espanto que la Corte de pie a que personajes nefastos como (el ex director de investigaciones de la Policía) Miguel Etchecolatz queden libres" y opinó que "la misma Justicia que dictamina que los genocidas queden libres, es la que no busca a mi papá".

Luego, la madre de Plaza de Mayo, Hereña Sáchez Viamonte, aseguró que "nunca pensé que llegaríamos al extremo de que tres personas apliquen una Ley que ya había sido derogada en 2001 y no sé en qué se basaron" y agregó que "dicen que la justicia tiene que ser para todos igual, es comparar a un ladrón de gallinas con un criminal".

"El fallo era para una sola persona, pero al día siguiente ya muchos genocidas como Etchecolatz estaban preparando la valija para irse. Es increíble. Es una amnistía como cuando Menem los indultó", finalizó.

En igual sentido, el funcionario del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia, Julián Axat, expresó: "Ni olvido ni perdón, estoy aquí por el proceso de memoria, verdad y justicia, y porque después de la aberración que ha cometido la Corte, el pueblo está demostrando estar a la altura de las circunstancias ya que no olvida".

"Hoy la plaza va a estar repleta", vaticinó y dijo que "La Plata es un lugar importante por los juicios que se llevan adelante y por lo pedidos que hicieron los represores en estos días para acogerse al beneficio y recuperar la libertad".

Explicó que "en el juicio de La Cacha se juzgó y condenó a los asesinos de mis padres y ahora ellos piden la libertad. Estoy en la puerta de Tribunales para rechazar, impugnar y repudiar este pedido porque no me quiero encontrar con los asesinos de mis padres en la calle".

Axat contó además que "como querellante, nos vamos a oponer técnica y jurídicamente a los pedidos junto al fiscal" y apuntó que "vamos a utilizar el argumento del Congreso, que hoy votará le Ley, para justificar el rechazo al fallo de la Corte y vamos a llevar esta cuestión a la Corte Interamericana para que sancione al Estado argentino por pretender amnistiar a los represores condenados", según consignó Sección 8.



PI Global Media