14-12-2017
EXPERIENCIA
UNRC: estudiantes convivieron con productores caprinos de Traslasierra
Docentes y alumnos visitaron criadores de la zona para realizar controles de sanidad a los animales. Trabajaron en conjunto con Senasa. Destacaron la importancia del trabajo para la agricultura familiar y para la formación profesional.
Alumnos y docentes de la carrera de Veterinaria de la Universidad Nacional del Río Cuarto realizaron controles de sanidad para productores caprinos de Traslasierra. Además de los exámenes para la detección de enfermedades en sus animales convivieron varios días en los pequeños establecimientos familiares. El trabajo se realizó en conjunto con el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria).

La problemática de la informalidad en las ventas de los productos y la carencia de controles sanitarios en animales fueron los factores que motivaron la iniciativa. "En muchos casos era la primera vez que un veterinario iba a trabajar con sus cabras", aseguró la docente de la UNRC y miembro del equipo de investigación de la FAV, Erika Sticotti.

La médica veterinaria detalló que viajaron "19 estudiantes y 9 docentes del grupo de investigación, también 9 técnicos de Senasa, Inta y Ucatras (Unión Campesina de Traslasierra)". Agregó que se realizaron los análisis de detección de enfermedades a unas 1.500 cabras de la zona de Villa Dolores.
Asimismo, explicó que en un principio el alcance iba a ser de 28 pequeños productores, sin embargo la práctica se extendió a 46 en total.

"En la logística los productores alojaron a docentes y estudiantes, es decir, todos nos quedamos a dormir en la casa de ellos. En muchos casos se trataba de pequeñas casitas, en otros casos, lo que solemos llamar el rancho, con estructuras de barro. Desde ese lugar se hacía el abordaje de cada uno de los campos. Fue interesante que los estudiantes pudieran ver esa realidad, bastante diferente a lo que tal vez muchos están acostumbrados", reflexionó Sticotti.

Resaltó que las organizaciones que participaron de la experiencia, incluida la Universidad, "pusieron sus insumos para hacer los diagnósticos, que es un número importante de reactivos para procesar esas muestras, además de todo el viaje. Es decir que cada organización realiza su aporte para que cada productor pueda tener estos exámenes sin que para él implique un costo, que no podría afrontar".

Por su parte, Gabriel Magnano, miembro del equipo de investigación de la FAV, destacó los exitosos resultados de la incursión de los estudiantes para la producción caprina. "Son muy alentadores; nosotros, conociendo realidades de otros lugares como San Luis, San Juan o Santiago del Estero, esperábamos que tal vez hubiera una situación problemática con algunas de las enfermedades, pero obtuvimos muy buenos resultados. Es decir, no hubo ningún animal, de los 1.500 que se analizaron, que tuviera enfermedades".

Al mismo tiempo, Sticotti manifestó que estos pequeños productores se organizan en ferias para comercializar sus productos por lo que era vital la realización de controles de calidad sanitaria para darle valor extra a la mercadería que exponen.

"Todos los productores también son consumidores, directos o indirectos, de sus productos. Estos exámenes siempre le dan un valor agregado a los productos que la gente vaya a comprar", recalcó.

En tanto, explicó que mediante este tipo de pasantías "muchos de los estudiantes se insertan luego a trabajar con estos mismos productores".
"En Misiones hay casi 10 veterinarios que fueron por primera vez con nosotros y tras conocer la experiencia antes de recibirse, eligen o deciden insertarse a trabajar allá. En vez de poner un veterinaria en Río Cuarto, muchos han elegido la agricultura familiar como una salida laboral".

En este orden, Magnano aportó: "Los moviliza mucho, y más allá de que es una salida laboral, es un compromiso. Es decir, los chicos vuelven y sienten un compromiso por la vivencia que tuvieron, por conocer esa realidad".

El equipo de investigación que realiza las pasantías está comandado por el docente José Giraudo y también lo integran Manuel Schneider, Enrique Bérgamo, Daniela Zubendía, Carlos Rang, Hernán Lovera, Mauro Macio, Analía Macias, Carolina Sturniolo, Julián Fernández y Victoria Nievas.




PI Global Media