16-12-2017
Emitieron recomendaciones
La Provincia comenzó con el operativo “Vuelta a casa” en Salto
Es a través de la Dirección Provincial de Gestión de Riesgo y Emergencias de la Provincia, que junto con otras dependencias provinciales empezaron a coordinar acciones para la recuperación y rehabilitación del Municipio que finalizará el día jueves.
La Dirección de Gestión de Riesgo y Emergencias de la Provincia puso en marcha el operativo "Vuelta a casa" para los afectados en la inundación en la ciudad de Salto. Lo hizo junto a las direcciones de Bromatología y Servicios Sanitarios municipales, con las que se empezaron a coordinar acciones para la recuperación y rehabilitación del municipio de Salto que finalizará el día jueves.

Desde la noche del domingo, equipos de Epidemiología de la Provincia llevan a cabo los trabajos de desinfección, desinsectación y sanitización, realizando dichas tareas en las zonas donde el agua ya escurrió.

 En tanto, el Municipio comenzó con la instalación de volquetes (10 en total, distribuidos en los barrios afectados) para que los vecinos que están realizando la limpieza en sus casas depositen allí los residuos. Asimismo, se enviaron camiones recolectores de residuos en los barrios afectados para realizar una primera limpieza.

 Por su parte, el día martes llegarán camiones y compactadores junto con personal del CEAMSE para llevar adelante tareas de remoción de residuos estructurales y ya se está realizando la entrega de kits de limpieza en las casas donde no hay agua.

 Al respecto, Virginia Laino, directora provincial de Gestión de Riesgo y Emergencias, expresó que "es tan importante acompañar cuando el agua llega, como lo es estar cuando el agua se va, por ello ya desratizamos y fumigamos y estamos trabajando en una serie de recomendaciones para que los vecinos usen de manera correcta los kits de limpieza y tengan una mejor vuelta al hogar"

 Además, se recomienda tomar las siguientes medidas para aquellas personas que regresan a sus hogares luego de ser afectadas por el agua:

 · Desinfecte e higienice las paredes, los pisos y otras superficies de la casa como la mesada, las alacenas y la heladera, además de todos los objetos y utensilios que hayan estado en contacto con el agua contaminada.

 · Utilice una taza con lavandina, del tamaño de un pocillo de café , cada 10 litros de agua (1 balde).

 · Retire y deseche los artículos que no puedan ser lavados o desinfectados como colchones, alfombras, tapices, muebles tapizados, cosméticos, juguetes de bebés, almohadas, artículos esponjosos o de goma, libros, revestimientos de muros y paredes y la mayoría de productos de papel.

 · Tire todos los alimentos que hayan estado en contacto con el agua y/o perdido la cadena de frio.

 · Descarte las mamaderas y los chupetes de bebé que estuvieron en contacto con el agua.

 · Lave los vasos, platos y otros elementos de cocina con abundante detergente y, de ser posible, refriegue todo con un cepillo para evitar residuos del agua contaminada de la inundación.

 · Deseche los utensilios de madera y de plástico. Para desinfectar ollas y utensilios de metal, se deben hervir durante 10 minutos.

 · Eliminar todos los cacharros que acumulen agua como botellas, latas y neumáticos para evitar la proliferación de huevos del mosquito aedes aegypti y prevenir dengue, zika y chicungunya.

 · Use repelentes.

 · Use calzado cerrado para la limpieza de su vivienda.

 · Si el clima lo permite, abra las puertas y ventanas de la casa para ayudar al proceso de secado.

 · Frente a síntomas de fiebre, vómitos o diarrea diríjase a los centros de salud más cercanos.



PI Global Media