24-10-2017
Despedida de la joven asesinada
El Indio Solari cantó en el velatorio de Micaela a través de un llamado a sus padres
Fue a través de un llamado vía whatsapp a Néstor, el padre de la joven hallada asesinada el sábado en Gualeguay, quien amplificó el sonido a través de los parlantes del Centro de Educación Física Nº 3.
El "Indio" Solari cantó en el estadio donde se despiden los restos de Micaela García, la joven hallada asesinada el sábado en Gualeguay, luego de un llamado vía whatsapp a su padre, Néstor, que amplificó el sonido a través de los parlantes que están dispuestos en el escenario cerrado del Centro de Educación Física Nº 3 de Concepción del Uruguay.

"Estoy llamando para estar con ustedes simplemente de alguna manera", se escuchó decir a Solari, que tras mandarle un abrazo a los padres y a todos los amigos de la joven, dijo que sabía que Micaela "era una bella niña, muy solidaria y y tenía virtudes que a todos nos gusta".

"Como siempre, los buenos se van antes, quedamos nosotros acá", reflexionó el músico, quien aclaró que está "medio coartado de hablar por problemas legales", en alusión a su último recital en la ciudad bonaerense de Olavarría, donde hubo dos muertos.

El Indio destacó a los padres de Micaela por "su valentía" y manifestó: "Oí al padre hablar el otro día y me conmovió la entereza que tiene porque es una situación muy delicada, muy fea, que yo no me puedo ni imaginar lo que debe ser".

En ese momento, Néstor le pasó el teléfono a su esposa, Andrea Lescano, quien le dijo al músico: "¿Te puedo pedir un gran favor? Mica fue a tu último recital y vino muy enojada con vos porque no cantaste 'Juguetes Perdidos'. ¿No podrás aunque sea cantar un regloncito para ella?

Mientras la gente aplaudía, Solari cantó: "Banderas en tu corazón, yo quiero verlas, ondeando luzca el sol o no, banderas rojas, banderas blancas, teniendo rojo en tu corazón" y enseguida pidió disculpas porque estaba "grande" y se había equivocado la letra.

Finalmente, el cantante fue despedido entre vítores y aplausos por todos los presentes, que se preparaban para iniciar la caminata a pie hasta el cementerio de la ciudad, que dista unas 25 cuadras aproximadamente del estadio donde velaban a la joven.



PI Global Media