22-08-2017
Granos
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires elevó la estimación de producción de soja hasta los 56,5 millones de toneladas
Es 1,7 millones más que la medición realizada la semana pasada. De concretarse, superaría en 500.000 toneladas a lo obtenido en la campaña anterior.
La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) elevó hoy la estimación de producción total de soja a 56,5 millones de toneladas, 1,7 millones más que la medición realizada la semana pasada, la cual, de concretarse, superaría en 500.000 toneladas a lo obtenido en la campaña anterior.

"En la recolección de los primeros cuadros de soja en las regiones Núcleo Norte y Centro-Norte de Córdoba, se registraron muy buenos rendimientos que fuerzan la tendencia alcista sobre las expectativas de producción en el centro de la región agrícola nacional, por lo que la proyección de producción para la campaña en curso se eleva a 56,5 millones de toneladas", indicaron desde la entidad bursátil.

De esta manera, la Bolsa porteña incrementó un 3,1% las estimación de producción de la oleaginosa, y posibilitaría que pase de 54,8 millones de toneladas proyectadas la semana pasada a 56,5 millones de toneladas, 500.000 toneladas más que la campaña anterior.

En el informe, la entidad explicó que a pesar de las lluvias que generaron pérdidas de lotes en terrenos bajos, se dio un buen desarrollo del cultivo en las principales áreas productores del país, razón por la cual "las expectativas de rinde fueron mejorando a medida que el cultivo transitaba etapas criticas y las productividades regionales actualmente relevadas se ubican por encima de los promedios históricos, obligándonos a incrementar la proyección de producción nacional".

Según el estudio realizado en la región central agrícola, la cual concentra el 73% de la superficie implanta a nivel nacional, a pesar de que los rendimientos se ubicaron por encima de la media histórica, no se prevé que lleguen a ser récord.

En la zona Núcleo Norte y Núcleo Sur, los rindes promedios se ubicaron entre los 37 y 38 quintales por hectárea (qq/ha), aunque en el primero se alcanzaron los 48 qq/ha, mientras que los en los lotes recolectados en el Centro-Norte de Córdoba variaron entre 26 a 45 qq/ha.

Los lotes con soja de primera que todavía no fueron recolectados transitaban etapas de madurez fisiológica, los cuales en pocas semanas comenzaran a ser cosechados, a la vez que los lotes de segunda se encontraban diferenciando vainas o en llenado de grano, con buenas condiciones hídricas.

En la región del Noroeste y Noreste Argentino (NOA y NEA, respectivamente), la superficie sembrada se encontraba con buenas condiciones de humedad y sanidad.

En las regiones Sudeste y Sudoeste de Buenos Aires y Sur de La Pampa, el déficit hídrico que afectó a los cultivos implantados produjo una disminución paulatina en las expectativas de rendimiento.

En el caso del maíz, la cosecha avanzó sobre el 8,1% de las 4,9 millones de hectáreas implantadas con 3,4 millones de toneladas recolectadas.

Los mejores rendimientos se ubicaron en las zona Núcleo Sur con 100 qq/ha; Núcleo Norte con 95,8 qq/ha; y en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, con 95,7 qq/ha, por lo que la entidad bursátil mantuvo la proyección de producción en 37 millones de toneladas, un 23% superior que la campaña anterior.

Por último, la cosecha de girasol avanzó sobre el 67,2% de las 1,1 millones de hectáreas impnatadas, con un rendimiento promedio nacional de 19,9 qq/ha, por lo que la estimación de producción se mantuvo en las 3,3 millones de toneladas. 



PI Global Media