23-08-2017
"El conflicto docente entra en una semana clave"
Por Virginia Gómez  @mavirginiagomez

Este lunes 20 comenzó la tercera semana de paro docente en la provincia de Buenos Aires, que continuará con un paro nacional de CTERA el día martes y miércoles, en el que se realizará una marcha federal educativa.

El conflicto se encuentra empatado. El gobierno ataca, los docentes responden, pero hasta el momento no se resolvió el resultado de una negociación paritaria en la que hay mucho más en juego que lo que parece.

Por un lado, la gobernadora Vidal encabeza la cruzada contra los docentes, utilizando como argumento la filiación política de Baradel, que lidera el Suteba provincial, y sus supuestos planes desestabilizadores, para ocultar la realidad de los trabajadores de la educación. Hasta Morales Solá en La Nación alerta al gobierno, en su editorial del domingo, de que este es un "método que se agotó".

Mientras tanto, los gobernadores que defienden la política de ajuste, desde los de Cambiemos hasta Alicia Kirchner en Santa Cruz, se esconden detrás de Vidal, para evitar, como quiere Mauricio Macri, que se abra la paritaria nacional para debatir el 35% de aumento que piden los gremios.

Y mientras tanto, Baradel juega sólo en provincia de Buenos Aires, para esconder detrás de los paros nacionales previstos por la CTERA esta semana, que incluso dirigentes sindicales afines al kirchnerismo no los llevan adelante en sus provincias, como es el caso de Mendoza, entre otros. O que es la propia Alicia Kirchner la que juega el papel de Vidal en Santa Cruz.

El mensaje del macrismo es claro, por el momento. El sábado por la noche, en su cuenta de Facebook, el presidente subió una foto de un maestro dando clases en Hiroshima, con la ciudad devastada por la guerra a su alrededor. El lema que eligió fue "Para que un país pueda levantarse la escuela debe parar". Toda una provocación de un presidente que se jacta de su democratismo y republicanismo, que niega que la educación sea un derecho que el Estado debe garantizar, y que los trabajadores pueden ejercer su legítimo derecho a huelga.

Para poder doblegar los ataques del Gobierno, hace falta que entren en juego, el más de millón de docentes que trabajan en todo el país. Para con asambleas, y un plan de lucha nacional, organizar una verdadera huelga general educativa, que permita romper el techo salarial, conquistar el 35% vía la apertura de la paritaria nacional. Esto es lo que exigen desde los Sutebas combativos, opositores a Baradel.

Al propósito, González Seligra, Secretaria de DD.HH. de Suteba La Matanza, denunció que la semana pasada "a días del 24 de marzo, el gobierno provincial de Vidal y el municipal de Magario, envió a la policía bonaerense y local a pedir información en las escuelas del distrito referente al paro docente. Una verdadera provocación, mientras Macri responsabiliza a los docentes y los gremios del estado de la educación pública, y ataca el derecho a huelga. Una política, que va de mano con negar que en nuestro país hubo 30 mil desaparecidos, un genocidio de la clase empresaria que sigue impune, contra los trabajadores. Cuando hasta Milani, fue promovido como Jefe del Ejercito en el gobierno de Cristina, y aún no está juzgado por todas las causas, y queda pendiente conseguir la perpetua".

La movilización del 24 de marzo próximo se inscribirá en medio de la lucha docente que enfrenta los ataques de un gobierno que quiere borrar la historia, empezando por la de 1976, pero no solo.

Virginia Gómez. Exclusivo para Cadena BA. 20/03/2017
Licenciada en Ciencia Política (UBA). Docente. Staff de "La Izquierda Diario"



PI Global Media