25-06-2017
"La peor semana en mucho tiempo"
Por Belen Marty @belenmarty
Como dijo Mirtha el sábado a la noche durante su cena con el Presidente y su mujer, Juliana Awada, "ustedes no ven la realidad". No sabemos si no la ven porque no quieren o porque no pueden. Se le está agotando el tiempo para seguir justificando hacer del gradualismo su caballito de batalla. Los argentinos necesitamos empezar a sentir que estamos mejor.

Da toda la sensación de que Argentina está en un auto de 1940 en una autopista moderna. Vemos pasar al resto de los países de la región a una velocidad que nos saludan mientras nos pasan. Y alguno ni siquiera llegamos a verlos pasar de tan rápido que nos dejaron atrás. Entre las causas de por qué estamos como estamos podemos decir que, por un lado, tenemos los productos más caros por haber estado atados tanto tiempo a empresarios prebendarios que manejaban los precios a su antojo (los consumidores por supuesto presos de ellos al tener una de las economías más cerradas del mundo); por los descomunales impuestos al trabajo, y por el patológica costumbre de avalar un Estado con un abusivo gasto público.

Todo eso a nivel nacional. Pero los porteños tuvimos cuestiones más mundanas de qué preocuparnos esta semana que pasó. Me hizo acordar del 2004 cuando tenía que sortear a piqueteros de gomas ardientes cuando volvía de la facultad casi todos los días. La verdad que Buenos Aires, de la mano de Horacio Larreta se convirtió en una sucursal del infierno. El día de la marcha de la mujer tardé más de 2 horas y media en atravesar el centro para volver a mi casa. Y no fui la única.

Tuvimos cortes para todos los gustos. Al del Día Internacional de la Mujer se le sumaron cortes de motoqueros en contra de la nueva medida de poner las patentes en los cascos (al grito de "las personas no se patentan"), el acampe de organizaciones de izquierda que protestaban contra el ajuste, los docentes... Ni la aplicación del Waze pudo contra algunos que surgieron casi de improviso. 

Y contra todo buen pronostico y sanidad mental, el Jefe de Gobierno porteño se le ocurre poner el sábado un escenario en medio de avenida Corrientes por la noche "de las librerías". ¿No se le ocurrió que ya habíamos tenido suficientes cortes y shows sociales en la semana? A veces todo es cuestión de tener timming para hacer las cosas. Y ni que hablar de los pesos que gastaron de los contribuyentes de la ciudad en armar tamaño espectáculo. Creo que es hora que los porteños hagamos eco de la necesidad de ajustar un poco el bolsillo ante la decadencia de un país en ruina. 

Porque cuando en casa tenemos problemas económicos y financieros, lo primero que dejemos de gastar es en el cine, en el espectáculo y en las recreaciones. Guardamos el peso que tenemos para comer, para la obra social y para la educación. El gobierno, pues, debería hacer lo mismo. Pedir prestado dinero al vecino para ir a ver la última película de Hollywood no parece ser un plan demasiado piola.

Y para sumarle chauchas a las papas que ya estaban en el horno, Larreta continúa mostrando gestión arreglando arterias sanas para pavimentarlas de nuevo... Típico de Keynesiano. Busca crear empleo público, como si esa fuera la salida de la crisis y la desocupación actual. Si fuera así, seríamos como Cuba en la que casi toda la población trabaja por un sueldo que les da el Estado.

Otros datos interesantes para que tomemos en cuenta: En sólo dos países la participación del comercio exterior en el PBI es menor que en la Argentina: Sudan y Nigeria. Y para medir la desproporción sindical, el INDEC tiene 100 delegados y tiene 10 pisos. ¡Hagan la cuenta ustedes de cuántos delegados sindicales hay por piso! ¿No suena todo de locos?

¿Alcanza con estar un poco mejor que hace 2 años? Ya el hecho de que un presidente se sienta a dar explicaciones a Mirtha es un gran paso adelante. Son los políticos los que trabajan para nosotros, y no nosotros para ellos. Serían para bien que ellos mismos se den cuenta de eso. Mientras tanto, los únicos que seguirán ajustando el cinturón seremos el resto, los ciudadanos de a pie que entre llantas, pasajes de tren, y mucha paciencia seguimos trabajando y produciendo para salir adelante.

Belén Marty. Exclusivo para Cadena BA. 19/03/2017

Periodista,  Lic. en Comunicación Social (Univ. Austral), Maestrando en Economía y Ciencias Políticas (Eseade). Ex corresponsal Cono Sur y Cuba de Pamam Post. Gestora de Contenidos de @StaplesAR





PI Global Media