25-03-2017
#ParoDocente: define el futuro de Vidal y los trabajadores
Por Virginia Gómez  @mavirginiagomez

Este lunes 6 no comenzarán clases en todo el país. La CTERA convocó un paro por 48 horas, ya que Mauricio Macri y Esteban Bullrich no convocaron a paritaria nacional. Por una parte, es una estrategia para proteger la imagen del presidente, que se encuentra en baja, por las políticas de ajuste y por los escándalos de corrupción. Por otra parte, provincializaron el conflicto, poniendo a Maria Eugenia Vidal al frente de la batalla en Buenos Aires, quien tenía mejor imagen positiva dentro de la coalición de Cambiemos.

La gobernadora, apodada como "Heidi" en un principio, dejó atrás su imagen inocente, y pretende mostrarse con firmeza, como una "barona" del conurbano, al mejor estilo PJ, encabezando el ataque a los gremios docentes. Una jugada audaz, un arma de doble filo.

Aprovecha el desprestigio, de personajes como Baradel. Su figura está desgastada por lo menos desde hace cuatro años, cuando perdió el "control" del 30% de la provincia, que hoy conducen sectores de izquierda y antiburocráticos. Pero, con el objetivo de dividir a la sociedad, de las medidas votadas por los docentes (como el paro y no inicio de clases), Vidal lanzó la convocatoria a voluntarios para reemplazarlos los días de paro, y prendió la mecha.

El paro estaba votado e iba a ser fuerte. Pero los docentes, incluso los que cuestionan a Baradel, sintieron el ataque (de los supuestos voluntarios) como propio, y la bronca, contra la gobernadora, se desperdigó por las escuelas. Hizo más activo y más fuerte el paro, en un sector de trabajadores que tiene fuertes lazos construidos con la sociedad, como lo demostrarán el lunes a media mañana en las calles de la Ciudad de Buenos Aires.

El gobierno continúa sin llamar a paritaria nacional, y el Ministro de Educación, Esteban Bullrich, incluso, declaró que los docentes "trabajan sólo cuatro horas" y que "eso impide que tengan un salario alto". Una verdadera denigración del trabajo docente. Macri, persiste en el silencio, aunque cuando habló cometió el grueso error de hacerle un "chiste" a Baradel sobre quién lo "cuida", mientras él y su familia están amenazados.

El paro se hizo más fuerte y extendido, por lo cual la gobernadora apelo a la amenaza de descuentos, y dictó la conciliación obligatoria en la jurisdicción provincial, cuando CTERA tiene legalidad nacional.

En la pulseada entre Vidal y los docentes se definen cuestiones importantes. Si el gobierno puede derrotar al primer sector de trabajadores que se pone de pie con paros contra sus políticas de ajuste, en un marco de suspensiones, despidos y techos salariales. Se pone en juego también la imagen de Vidal, que la puede rifar en pocas semanas, y si queda como una gobernadora pejotista o macrista. Por otra parte, mientras la CGT está en la tregua, extiende cada día más aún el llamado a un paro nacional, se juega el futuro de las próximas paritarias y las condiciones en las que otros gremios pueden enfrentar al gobierno. Pero también está en el tablero, el futuro de la juventud y la educación pública, que atraviesa una crisis estructural, profundizada en la última década, y desde la avanzada neoliberal menemista en adelante.

En provincia de Buenos Aires se prevé que el paro docente se extienda por lo menos hasta la próxima semana. Frente a los ataques del gobierno, y el uso de los medios de comunicación para dividirlos de la sociedad, los docentes no sólo protagonizan una huelga y movilización que este lunes será masiva, sino que a diario serán parte de asambleas con la comunidad, bocinazos, radios abiertas, y otras iniciativas, para dar a conocer su situación y organizar la solidaridad, con el 70% de la sociedad que como dicen las encuestas, cree que su reclamo es justo. Si ganan los docentes, ganan los trabajadores. Y el macrismo, puede perder el capital político de su principal figura; mientras el kirchnerismo y el PJ, que le garantiza el ajuste al gobierno, no logran una lista de unidad para las próximas elecciones. Los docentes pueden convertirse en el sector que no solo se proponga en esta lucha superar a la dirigencia tradicional, sino también superar las dos opciones que hoy gobiernan, pero por izquierda, fortaleciendo una herramienta política que los represente como el Frente de Izquierda.

Virginia Gómez. Exclusivo para Cadena BA. 6/03/2017
Licenciada en Ciencia Política (UBA). Docente. Staff de "La Izquierda Diario"



PI Global Media