25-05-2017
"Si pasa, pasa"
Por José Ottavis (*) @JoseOttavis

Nos habían dicho que tenían el mejor equipo de los últimos 50 años. Nos habían dicho que nuestra campaña era una campaña del miedo. Nos siguen diciendo y diciendo. Pero la realidad choca cada vez más con las palabras. Porque el hambre no sabe de palabras. Las injusticias no saben de palabras. Lo insensible no sabe de palabras. Sus palabras. Las del mejor equipo de los últimos 50 años, que resulta que no es tal. Las de María Eugenia Vidal, que no es la gobernadora que dijo que iba a ser. Las del propio Macri y la cabal representación de la estafa electoral.

Venden reversa como virtud. Pero son sólo tácticas para enmendar algunos de sus ensayos ruinosos para el Estado y los más desprotegidos. Dicen que son "errores". Que cuando se dan cuenta, lo asumen, y corrigen. Sin embargo es una tesis ya abusiva. ¿Tantos errores? ¿Tantas marchas y contramarchas? Claro, si realmente son "errores" (demasiados), lo que muestra es que quizá no eran ese mejor equipo. O quizá no son "errores", sino que son intentos concretos de avasallar  a quienes menos tienen, para que tengan aún menos. Y para que quienes tienen más, tengan aún mucho más. Tal vez por eso Macri se calificó con un "8" su primer año des gestión… está haciendo bien su tarea.

Se muestran insensibles. Son insensibles. Para ellos son sólo 20 pesos. Son sólo 2 pizzas. Es no cargar nafta si no podés. Pero para miles de argentinos es angustia, es desesperación, es desesperanza. Es no poder llevarles el pan a sus hijos. Es ese abuelo que, como en los ' 90, ya no puede comprar sus medicamentos. Es volver a vivir tiempos del pasado. Un Gobierno que embate una vez más contra los jubilados, contra los trabajadores, contra los más desprotegidos. Una vez más olvidados. Y eso duele.

Vivimos tarifazos por aquí, aumentos por allá, y los bolsillos ya no aguantan. Cae el consumo, cae la industria, cae el trabajo. Caen los derechos de los trabajadores. Se suman los intentos de recortes a los jubilados. Mientras aumenta la canasta básica, la inflación, la canasta escolar, los peajes, el transporte, el pan. Todo aumenta demasiado. Todo menos los sueldos. Para eso sí hay techo. El techo que quiere poner Macri. Pero como bien dijeron los compañeros bancarios: "las casas tienen techo, los trabajadores tenemos paritarias". Tienen derecho a sueldos dignos, a vivir bien. Tienen derechos.

Y como frutilla del cóctel explosivo para la Patria, es el gran Choreo Argentino. Macri perdonando una deuda millonaria a Macri. Un presidente queriendo estafar al Estado. Pero tranquilos, todo vuelve a "foja cero". Es el gobierno del si pasa, pasa. El problema es que si el pueblo no está atento y no defiende sus derechos, no van a volver a foja cero. Van a profundizar. Y van a profundizar contra el pueblo.

En estos tiempos difíciles, quienes tenemos y asumimos responsabilidades con mandato popular, debemos redoblar esfuerzos, no quedarnos sólo en la queja y la crítica, trabajar incansablemente, brindar ideas y soluciones, reconstruir futuro. 

(*) Diputado provincial del FpV en la Provincia de Buenos Aires. Peronista Kirchnerista y militante de La Cámpora.




PI Global Media