25-05-2017
"#Tetazo: El ángulo que la izquierda no analizó"
Por Belen Marty @belenmarty

Haya o no haya sido una provocación, la realidad es que a través de un despliegue inusual, la policía de Necochea buscó sacar de la playa pública a un grupo de mujeres en topless el pasado 28 de enero. Eso encendió el debate en los medios de comunicación, redes sociales, y charlas informales sobre si es correcto o no la actuación de la policía frente a un caso así.

Si mostrar la parte de arriba del cuerpo femenino desnudo es un delito parecería haberse convertido en el trendingtopic de la arena política actual. Fue la chispa que encendió el fuego de las feministas en todo el país (que se prendieron de eso para despotricar contra los hombres, el capitalismo, y la sociedad machista) y que también generó comentarios a favor y en contra de personas de todo el arco político.

Cada cuál es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera, siempre y cuando no afecte a terceros. Ahora, si uno se ve afectado o no por la visibilidad del órgano femenino es otra cuestión que dependerá de cada quién. El hecho de que el episodio en Necochea haya sucedido en la playa demuestra que este es un típico problema de los bienes públicos. ¿Por qué? Porque al no estar definidos los derechos de propiedad (¿de quiénes son las playas?) sucede que es el gobierno el ente encargado de establecer las reglas (qué se puede mostrar y qué no).

Estoy segura que miles de personas votarían a favor de que las mujeres anden en tetas y que de la misma manera, serán miles otras las que votarían en contra por la misma cuestión. Por esto, es que una visión liberal consistente propondría definir los derechos de propiedad, de quién es el lugar donde estamos parados. Y según de quién sea el dueño definirá las reglas que más se acerquen a su estándar de valoraciones. Si esto sucediera en una confitería, su dueño podría perfectamente aplicar un derecho de admisión y permanencia sobre lo que sucede dentro de su propiedad pero, al ser en este caso un lugar público, necesariamente esa decisión recae en un funcionario.

Me dirán que establecer derechos de propiedad sobre las playas es una utopía y que actualmente mientras yo propongo privatizar las playas, hay mujeres que se ven obligadas a retirarse por mostrar un par de tetas en público.

Como mencionamos antes, queda sujeto a un burócrata la aplicación y la existencia de la  ley que nos dice cómo manejarnos en un lugar público como la playa. Sin embargo, parecería ser hoy esa ley un poco arcaica. En los años de la pre guerra, las mujeres que mostraran el tobillo eran consideradas de todo menos señoras de bien. Ahora andamos en minifalda sin ningún problema.

"Lo que está sucediendo tiene que ver con cambios sociales que se han ido viendo en los últimos años, sobre todo en el rol de la mujer", puntualizó en este sentido el psicólogo y sexólogo Germán Morasutti en el diario Los Andres.

El entendimiento de lo que corresponde a lo público, por un lado, y a lo privado, por el otro ha ido modificándose a lo largo de los años. Siempre ha sido así, y sino que lo cuente el rey europeo que iba al baño sentado en su trono con una audiencia mirándolo hacer sus necesidades. Hoy a nadie se le ocurriría mirar a nadie hacer eso. Las acciones que quedan en el ámbito de lo privado y cuáles pueden ver la luz de lo público han ido evolucionando y seguirán evolucionando mientras sigamos viviendo en sociedad.

Por lo tanto, adaptarse a la realidad e idiosincrasia de la sociedad es parte del deber del funcionario del estado. Si bien le huiría al debate sobre si es legítima o no la ley que establece qué se puede mostrar en lugares públicos(ya que todo eso resulta irrelevante cuando se han establecido derechos de propiedad claros), la verdad es que el topless dejó de ser hoy un tema tabú al menos en nuestra sociedad.

La mujer debería tener la libertad de poder mostrarse frente a quien quiera como quiera. Pero lamentablemente, parte de este debate fue monopolizado por una izquierda que abrazó un odio al macho mezclado con un odio al capitalismo difícil de sincronizar y entender. Descreen de la libertad de mujeres de mostrar las colas en concursos Reef pero alzan la causa desnudándose para hablar de… Igualdad. ¿Es entonces la igualdad solo para las mujeres que defienden el feminismo?  Para pensar.

Belén Marty. Exclusivo para Cadena BA. 09/02/2017

Periodista,  Lic. en Comunicación Social (Univ. Austral), Maestrando en Economía y Ciencias Políticas (Eseade). Ex corresponsal Cono Sur y Cuba de Pamam Post. Gestora de Contenidos de @StaplesAR




PI Global Media