30-05-2017
Guido Lorenzino: La Defensoría del Pueblo "tomará partido por los más vulnerables"
El flamante defensor del pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, afirmó que ese organismo "tendrá una mirada parcial, es decir que tomará partidos por los más vulnerables intentando ser la voz de los problemas de la gente".

En declaraciones formuladas a Télam, Lorenzino se refirió al rol que deberá cumplir desde su cargo y consideró que el ómbudsman "no es un denunciador serial sino un componedor crítico de los problemas junto al Ejecutivo provincial".

La Legislatura bonaerense aprobó hace dos semanas la designación de Lorenzino, del Partido Justicialista, como nuevo Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Si bien Lorenzino fue funcionario del Ministerio de Seguridad y del de Justicia durante la gestión de Daniel Scioli, lo cierto es que su designación fue impulsada por los intendentes del grupo Esmeralda.

La Defensoría del Pueblo es un cargo que fue creado en la reforma constitucional de 1994, pero que recién comenzó a funcionar en el año 2009.

El Defensor del Pueblo es un órgano de garantía, unipersonal, autónomo e independiente, que promueve los derechos individuales y colectivos de los habitantes de la provincia de Buenos Aires y quienes se encuentren en tránsito por ella.

Asimismo, debe controlar a las instituciones y funcionarios de gobierno para el cumplimiento de sus deberes y el respeto de la Constitución y las leyes, ejerciendo la magistratura de opinión y persuasión no a través de la confrontación sino de la colaboración crítica.

Con relación a las prioridades que se planteó para la gestión, aseveró que "de la estadística de los últimos años surge que el tema de los servicios públicos y el tema salud son los mayores reclamos o queja, lo que no es limitativo. Vamos a trabajar en cada una de las cosas o situaciones que veamos qué hay un derecho vulnerado o se limita el acceso al ciudadano".

"Los servicios públicos son malos y caros. Así que tendremos que encontrar caminos de soluciones a estos problemas estructurales junto al Ejecutivo", destacó Lorenzino y expresó que "también trabajaremos temas relacionados al problema del medio ambiente".

Expresó el funcionario que "el Estado debe ser parte de la solución porque nosotros trataremos de componer con ellos la solución a los problemas. Judicializar los problemas es la última instancia y creo que no es el camino en general de soluciones. Tal vez sirve para advertir o ayudar a que el funcionario tome conciencia o se haga cargo del tema".

Remarcó su intención de "darle visibilidad" al organismo "para que el ciudadano bonaerense sepa que hay alguien con un equipo que se quiere hacer cargo de sus problemas y de presencia territorial en toda la provincia porque La Plata es lejos para la gente y uno tiene que estar cerca de los problemas".

En el mismo sentido, en declaraciones formuladas a esta agencia, el defensor adjunto del organismo, Walter Martello, celebró que "es la primera vez que la Defensoría está conducida por representantes de la oposición" y recordó que "Carlos (Bonicatto) se eligió cuando era miembro del oficialismo".

"Es interesante de alguna manera que Cambiemos haya actuado correctamente, dándole este espacio a la oposición", analizó.

Sostuvo que "la idea es que la Defensoría actúe como cuerpo monolítico, más allá de las funciones que tiene cada adjunto, ya que la prioridad tiene defensa de los derechos de los ciudadanos" y graficó que "es tan abarcativa la Defensoría que tenemos que dividir temas; la defensa de los derechos de los bonaerenses es el tema madre y de ahí saldrán las propuestas".

"Queremos generar observatorios, contar con datos estadísticos de las empresas privatizadas y proveer al gobierno bonaerense de esos datos para que puedan adoptar las medidas necesarias después de tener un panorama de qué tipo de servicios están prestando", concluyó.




PI Global Media