12-12-2018
"negocios de amigos" y una ciudad que se come a sus propios hijos"
María José Lubertino denunció a funcionarios PRO como socios o cómplices de la trágica Fiesta Electrónica
La ex legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y vicepresidenta del Frente Grande, ante la Fiesta Electrónica de Costa Salquero donde fallecieron 5 jóvenes por consumo de drogas, contó la irregular situación del predio y denunció la complicidad de funcionarios del PRO de la Ciudad y la Provincia. Apuntó contra la vice 1ª de la Legislatura porteña y su esposo entre otros nombres. "Sería imposible que sucedan estas situaciones si no hubiera un sistema de protección de estas cuestiones de negocios de amigos", aseveró Lubertino y enfatizó: "es una ciudad que se come a sus propios hijos".

Ante la muerte por consumo de drogas de cinco jóvenes en la Fiesta Electrónica " Time Warp", que se realizó en Costa Salguero; María José Lubertino, vicepresidenta del Frente Grande porteño comenzó diciendo que se encontraba "consternada con a noticia, tenemos la información de que ya hay seis jóvenes fallecidos, mas allá de los que continúan internados y, en primer lugar me solidarizo con sus amigos y familia, pero también, nos venimos preocupando por estos temas desde hace años y estas situaciones se vuelven a repetir".

Seguidamente, la ex legisladora de la Ciudad Autónoma señaló: "Lo que hay que decir es que el predio de Costa Salguero son tierras públicas de la ciudad de Buenos Aires que están hace décadas ilegalmente ocupadas para actividades privadas, por varias empresas que son subcontratistas de una que le paga un canon a la Ciudad. Más allá de la seguridad y la salubridad, con respecto a estos predios, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha violado la normativa que prohíbe que se realicen actividades comerciales en el lugar".

"La empresa se llama Telemetrix SA, le paga un canon a la ciudad por un monto de 260 mil pesos por mes, lo que significa que, son 23 subconcesionarios que explotan distintos establecimientos, hay restoranes, estacionamientos. La Ciudad cobra nada más que 1 peso con 50, por metro cuadrado por mes. Es un canon irrisorio si se compara con los alquileres que se están pagando en esa zona de la ciudad que es de entre 160 y 250 pesos", explicó Lubertino, en diálogo con Cadena BA.

-¿Contanos cómo es que el predio que se utiliza de modo ilegal y a la vez paga un canon irrisorio?

- Para entender por qué el gobierno de la Ciudad sigue manteniendo esta concesión incumpliendo las normas, cabe destacar que uno de los concesionarios es la empresa Centro Costa Salguero, que explota los 5 pabellones del centro de exposiciones en los que se realizó la fiesta electrónica. El esposo de Carmen Polledo, que es la vicepresidenta primera de la Legislatura de la Ciudad, es el diputado del PRO, Fernando Polledo, integra e directorio del centro Costa Salguero.

Hay una Resolución de la autoridad General de Puerto que es la que tenía supervisión de la zona que concesionó esos predios por un plazo de 30 años, en el año 92, osea el mismo que le dio esa concesión por 30 años, cuando ni siquiera existía la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, fue el gobierno nacional. Pero cuando se vence ese plazo, todos esperábamos que se transfieran las tierras y se recuperara el uso público, y sin embargo se hizo una nueva concesión que se viene reiterando por parte del PRO, a favor de una empresa. Asimismo los Polledo aparecen en los Panamá Papers con una empresa off-shore y todavía no dieron ninguna explicación.

La constitución de la ciudad de Buenos Aires expresa en el capítulo segundo que la Ciudad es ribereña al Río de la Plata y el Riachuelo, y que estos bienes son de jurisdicción de dominio público, además los terrenos son urbanización parque, según la legislación de la Ciudad. Y no pueden estar destinados a las actividades que se realizan en la zona.

Además, esto se ve agravado por la falta de controles que no lleva adelante la agencia gubernamental de Control. Recordemos que en la ciudad de Buenos Aires, en tiempos de Ibarra, ocurrió la tragedia de Cromañón, entonces cuando Macri entró como Jefe de Gobierno, hace 9 años, dijo que para cambiar la corrupción que había en el área de los inspectores de la Ciudad, el iba a crear la Agencia Gubernamental de Control. Nosotros venimos siguiendo el accionar de ese organismo, y denunciando todas las cosas que ha venido pasando en estos años, con lo cual, hay falta de control en habilitaciones, derrumbes, construcciones. Cito el caso del boliche que se derrumbó en Palermo, pero también está el del gimnasio de Villa Urquiza que también se derrumbó, el edificio de Bartolomé Mitre al 1200 que también se derrumbó, el caso de Iron Mountain, que obviamente estaba habilitado, pero no cumplía las condiciones para deposito, y donde se quemaron todos los archivos del banco HSBC, que tiene la causa por fuga de dinero y cuentas off-shore.

En definitiva, es una historia bastante pesada, que se vincula con esta nueva causa que cruza con aspectos ilegales, por un lado el accionar corrupto de la Agencia que es la que tienen que verificar el funcionamiento del lugar, con la ilegalidad del uso de las tierras.

- Fiesta electrónica es sinónimo de éxtasis, ¿Qué pasó con esos controles a nivel seguridad y salubridad?

- Hay que averiguar, porque se dice que esto estaba a cargo de Prefectura, vamos a ver quiénes fueron las fuerzas que estaban a cargo del control. Había un control en el ingreso para que no haya armas ni droga. Este no es el primer caso que ocurre de estas características, ya ocurrió en una fiesta en Costanera Sur, en una fiesta electrónica que se hizo en el predio de la ex ciudad deportiva de Boca, un chico murió por sobredosis a la salida, por supuesto la discusión pasó por si eran responsables o no, los organizadores de la fiesta, porque murió al salir de ahí. Lo cierto es que el común denominador de estas situaciones, es que las personas que consumen drogas tienen que poder consumir agua y mantenerse hidratados, y lo que sucede en estas fiestas es que ponen a un precio muy alto las botellas de agua. La información que tenemos es que cada una salía 100 pesos, o 60 en otros casos, y además suelen dejar las canillas de los baños sin agua para que no les quede otra que comprar. En este caso, sabemos que había agua en el baño, pero no les permitían recargar la botellita ahí, hay varias cuestiones, porque las empresas organizadoras del evento tienen antecedentes.

En la Creamfield del año pasado murieron tres chicos y encima, están cruzados los empresarios organizadores, que una es: 2NET Producciones y otra es Del, que son además funcionarios del Ministerio de Cultura de la Ciudad. El gobierno porteño va a tener que explicar la relación entre la Sra Polledo y la empresa dueña del predio; y las empresas organizadoras, que son funcionarios del Ministerio de Cultura, un tal Martín Gontad, que trabaja junto a Alejandro Gómez, actual ministro de cultura de la Provincia, en 2NET Producciones. Gómez estuvo procesado por la muerte de 3 chicos en la Creamfield, y su mujer Viviana Cantoni, son funcionarios de Loperfido y Vidal respectivamente. ¿Por qué se sigue convocando a las fiestas a una productora que ya tiene muertes en sus festivales, quien los banca?

En cuanto a Dell Producciones, que también ocupa Pachá. A todo esto, el gobierno del PRO durante todos estos años vino cerrando boliches y pequeños centros culturales, y sin embargo habilita todo estas fiestas de altísimo costo e incluso impulsan legalizar lo que ellos llaman el "distrito joven" que es la zona de la costanera.

Queremos generar una discusión de fondo sobre el uso de tierraspúblicas, en un momento en el que el PRO quiere avanzar vendiendo terrenos públicos. Segundo debate: la falta de control, habilitaciones a amigos de funcionarios en lugares que no resguardan la seguridad en sus eventos, porque ellos tienen propia seguridad. Y en tercer lugar, la Agencia Gubernamental de Control, que no controla y las Fuerzas de Seguridad que están a cargo del PRO, por los temas de drogas o controles preventivos. El gobierno deberá dar explicaciones, y el tratamiento de algunos medios es como si se tratara de una tragedia climática, de un hecho fortuito, una causa ajena a toda la secuencia. Obviamente son adultos y responsables de su consumo, pero estas son condiciones de falta de prevención colectiva ante una situación que acabó con vidas de personas que no fue en el ámbito privado.

- Desde el FpV, ¿qué iniciativas van a tomar desde la Legislatura?

- Por supuesto vamos a impulsar pedidos de informes, citación a funcionarios y por supuesto desde esta articulación que venimos llevando desde hace meses, que se llama Buenos Aires no Se Vende, donde hay organizaciones sociales, legisladores de diferentes bloques, vamos a exigir debatir sobre el hecho acontecido. Estamos pendientes de cómo evolucionan las personas internadas y las cuestiones más urgentes. El lunes vamos a tener una reunión donde trazaremos los cursos de acción.

- ¿No es hora de empezar a hacer una fuerte campaña de concientización? Son diez involucrados, podrían haber sido más que en Cromañón, pero ha habido suerte nada más.

- Creo que es gravísimo, el gobierno de la Ciudad abandonó el debate sobre la noche seguro, habían aparecido con una página web dedicada a los jóvenes, que pretendía generar un cambio de acuerdo a los acontecimientos terribles de Cromañón. Luego del caso Beara quedó en evidencia la falta de cuidado porque los boliches cuestionados volvían a ser habilitados con la velocidad de la intervención de instructores, coimas mediante. Criticamos mucho la designación de Farrel como juez después de haber sido lo de Beara, se trató de tapar lo que había sucedido. No hay una política que promueva otro tipo de actividades para los jóvenes, más saludables. El hecho de que cierren los centros culturales arroja a los chicos a que se tengan que juntar en una esquina o una plaza enrejada. Los ricos se mueren en una fiesta cara, los pobres no tienen donde reunirse bajo un techo para una actividad colectiva. Eso es una ciudad que se come a sus propios hijos.

- Llama la atención la contención para ocultar estos negocios en la Ciudad, a pesar de la denuncias de Vera de La Alameda entre otros.

- Siempre pasa lo mismo, se abren unos, se cierran otros, es una lucha contra un sistema que esta aceitado para reaparecer de alguna manera. No es excusa que tengamos una ciudad grande, la línea divisoria es un sistema político transparente y con participación ciudadana, y estos vericuetos corruptos del sistema político. Sería imposible que sucedan estas situaciones si no hubiera un sistema de protección de estas cuestiones de negocios de amigos.

- ¿Qué es lo que le pasa al FpV que a pesar de estas situaciones siniestras del gobierno macrista, se impone cómodamente en la Ciudad?

- Ha habido muchos errores del FpV. La falta de liderazgo en el distrito, la falta de debate transversal ha generado que se voten leyes que no tienen respaldo de los que somos votantes, como ha sucedido no siendo claros en posición al Pro. Ha pasado que con tal de dotar de viabilidad al sistema se han votado cosas que entran en contradicción con nuestra propia base de sustentación y nuestro proyecto que queremos tener. Espero que podamos discutir varios proyectos que el PRO impulsa que tiene que ver con seguir vendiendo patrimonio. Y a nivel nacional frente al ruido que se está haciendo con la corrupción se está saliendo de foco la revisión de cuáles son las estructuras que generan los hechos de corrupción. Hay que evaluar cómo se debe modificar una Oficina Anticorrupción para que sea un organismo independiente, en el que haya concurso y haya personal idóneo.

Además, si no se modifica la Ley de Compras y Contrataciones del Estado, sigue habiendo vericuetos que permiten realizar mecanismos que beneficien a determinados contratistas. No se lleva el debate a un punto de vista propositivo para los cambios y para que las cosas no vuelvan a suceder. En algunos casos ocultan las responsabilidades que el Estado tiene en el control y la prevención de hechos que no podrían suceder si no hubiera protección a los amigos que lucran con estos lugares.