11-12-2017
Daniel Scioli con dos frentes complicados: "Interna del PJ y Presupuesto 2014"

La crisis del 27 de octubre se siente dentro de las huestes del PJ bonaerense y la reunión de Tres de Febrero que parecía un trámite, término en un fiasco y al gobernador Daniel Scioli se le mezclan una interna pejotista que no evoluciona según lo deseado con una complicada aprobación de las Leyes de Presupuesto e Impositiva.

Con el Ejecutivo bonaerense, enfocado en la gestión de lograr que la Legislatura bonaerense, donde debe soportar los embates del envalentonado Frente Renovador que declama por más y mejor seguridad y obstaculiza el tratamiento positivo de la Ley de Leyes y de la Lay Impositiva, desde la cual, Scioli pretende crear un "Fondo especial para la seguridad", mediante un aumento, por única vez, del 18 %  del impuesto inmobiliario urbano y rural.

Al respecto, el alcalde olvarriense "hipermassista" José Eseverri consideró "nosotros no obstruimos nada, sólo queremos cuidar el bolsillo de la gente, el Gobernador lo que está buscando es un cheque en blanco de 15 mil millones para su campaña a Presidente y que lo paguen los bonaerenses".

Así el estado de las cosas, las principales espadas del Ejecutivo provincial acusaron a Sergio Massa de "hacer politiquería", de cobrar "impuestos más caros en Tigre", de proponerse "bloquear la gestión" del Gobernador y de "apelar a la china permanente" con fines electorales, al tiempo que pidieron "responsabilidad" al massismo.

Todo comenzó con la difusión de un documento que el massismo tituló "No al endeudamiento, no al aumento de impuestos", en el cual ese sector dejó en claro que no aprobará ninguno de esos dos aspectos de Presupuesto y la Ley Impositiva. El texto fue suscrito por la totalidad de los senadores del Frente Renovador, por los Pro Peronistas, Alfredo Meckievi y Ricardo Zamperetti y por la senadora de la Coalición, María Isabel Gainza. Así suman 17 votos, lo que hace imposible la aprobación de los proyectos; todo esto en medio de un "llamativo" silencio de los intendentes oficialistas que hace dos días rodearon al Gobernador y sin declaración o comentario alguno del vicegobernador Gabriel Mariotto; los ministros nacionales bonaerenses Randazzo (Interior), Julio Alak (Justicia); el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez y el promocionado líder parlamentario de consensos en la Legislatura provincial, el diputado Horacio González, presidente de la Cámara baja. Solo, la senadora provincial, Cristina Fioramonti, presidenta del bloque oficialistas en la Cámara alta provincial se pronunció. "Apelamos a la responsabilidad institucional de los senadores y espero que, como en otras ocasiones, logremos el acompañamiento de toda la oposición, sobre todo teniendo en cuenta que es un presupuesto muy austero, similar al de otros años, y sin olvidar que es una herramienta fundamental para mantener la gobernabilidad en la provincia", dijo.   

Demasiado egoísmo, ambición y diáspora, para un oficialismo que en el 2015 quiere seguir gobernando la Nación y la Provincia, frente a un "massismo", al cual subestiman;; pero avanza a paso redoblado con sus "lores oscuros" que parecen salidos de "Game of trones"; pero altamente efectivos a la hora de entender el poder. Con lo cual, están más cerca estos de conseguir veinte intendentes más, tres gobernadores y otra media docena de personajes de segundo o tercer nivel en las provincias del interior argentino, que el oficialismo de cerrar filas y dar una coherente y digna batalla camino al 2015; donde una vez más, todo parece quedar librado a la "sabia" decisión de CFK, que cuando regrese el lunes, a los problemas reales de gobernabilidad, como la situación económica, tendrá que ponerle oído y voz a las elecciones del PJ, en las cuales todavía hasta el martes 12 falta una eternidad.

Esos "lores oscuros", hoy "massistas", que alguna vez, algunos fueron "kirchneristas", desde donde a medida que se consolidó el poder de Cristina Fernández de Kirchner fueron echados cola inocente soberbia de quienes construyen poder desde una "play station", no desde la "real politik" y otros alguna vez fueron "sciolistas" y se alejaron "aburridos" por la lealtad del Gobernador a Néstor y a Cristina y la actitud que consideran "dubitativa" del es motonauta con sus idas y venidas a la hora de jugar y enfrentar al Gobierno nacional, cosa que sí hizo Massa.

El conclave de Tres de Febrero, quedo suspendido, lo cual desde el "sciolismo" debe ser leído como una situación preocupante, porque la negativa de aceptar al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, como titular del PJ bonaerense, también es decirle "no" a la posibilidad de que Daniel Scioli de ser el presidente del PJ nacional; lo cual indica que desde los despachos nacionales hay llamados, más que nada obstruyendo el avance del Gobernador hacia la posibilidad de ser el nuevo inquilino de la Rosada, en el 2015. Era lo que muchos sospechaban, luego del 28; el "kirchnerismo duro" que en su mente tiene la idea que esta haciendo "la revolución", a Daniel Scioli, una vez más trataran de dejarlo a la vera del camino.

Hugo Curto, el veterano intendente de Tres de Febrero, al que hoy le quedaron los pollos en el freezer, ante la fracasada reunión de los principales alcaldes pejotistas en su distrito para definir la lista provincial de cara al cierre del 12; en declaraciones radiales, expresó  "unidad no hay, nunca hubo unidad, ¿dónde hay unidad? Si no hay unidad en los argentinos ni en ningún partido político, ¿por qué se la agarran con el peronismo? El peronismo nunca fue con unidad, siempre fue con lista en contra".

"En (las elecciones presidenciales de) el 2003 se presentaron tres listas del peronismo, con (Carlos Menem, (Néstor) Kirchner y (Adolfo) Rodríguez Saá. Hay que tener memoria. Ni Perón fue con unanimidad. Creo que con unidad fue en febrero de 1946 por primera vez con toda la oposición y el embajador de Estados Unidos (Spruille) Braden en contra", completó, el dirigente con anclaje sindical, mezclando una vez más partido y gobierno, cosa normal en el Justicialismo desde su propio nacimiento de la mano de su líder histórico, Juan Perón.

Quien abrió la "bocaza" es el senador electo del FpV, por la Primera sección electoral, Mario Ishii, lo mas parecido al piquetero Raúl Castells, a la hora de hablar y actuar que convierte en "nenes de pecho" a Luis D'Elía y Carlos Kunkel. Ishii, arremetió contra todos, calificó de "vagos" a los ministros nacionales y advirtió que haría falta cambiar "a medio gabinete" al asegurar que muchos funcionarios dejaron "sola" a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

"Uno confía en que están trabajando, como confía la Presidenta en que sus ministros trabajan, (pero) se están rascando las pelotas en el sur, en el norte o en cualquier lado, donde les parezca", señaló en declaraciones radiales.

En las misma, resaltó la figura de Sergio Massa, de quien dijo "siempre fue un tipo trabajador", alabó y alertó que a Massa "le cerraron las puertas" del peronismo, del que, según interpretó, el ex jefe de Gabinete "nunca se quiso ir".

Luego, Ishii aseguró que el partido provincial tiene que estar abierto "para los compañeros que quieran participar", incluidos Sergio Massa y Francisco De Narváez y manifestó "vamos a participar de una elección (interna) contra Scioli porque me parece a mí que tengo más derecho que él de ser el presidente del justicialismo".

Así, el estado de las cosas, con el "justicialismo kirchnerista" en estado de debate y donde desde las filas cercanas al Daniel Scioli han reconocido que "no lograron llegar al consenso" con los intendentes sobre la candidatura de Fernado Espinoza. "Se sigue tratando de cerrar para que Espinoza sea el candidato, es nuestro candidato", indicó a CadenaBA, importante alfil sciolista; que sin ser reiterativos, todavía faltan siglos para las 24 del martes 12; siendo interminables los segundos en la sucursal bonaerense de este bizantino partido del poder, que es el PJ; donde según el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau le dijo a los medios que los intendentes Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Darío Giustozzi (Almirante Brown) y Joaquín De la Torre (San Miguel) presentaron listas para competir por las jefaturas de sus distritos y CadenaBA a podido saber que Humberto Zúccaro (Pilar) va en la misma dirección, al igual que Gilberto Alegre en General Villegas.

Si las elecciones internas del PJ bonaerense llegaran a suspenderse y quedaran en manos del juez fderal con competencia electoral, Humberto Blanco con una convocatoria para marzo, sería un verdadero papelón. El gran consenso dentro del PJ "kirchnerista" está lejos de lograrse y lo que nadie todavía se ha percatado o interrogado es si Sergio Massa va  a ceder el PJ de Tigre; por lo cual los principales actores del PJ K, deberían releer aquella frase del Martín Fierro: "si entre hermanos se pelean los devoran los de afuera", porque podría ocurrir que en lugar de Cariglino y/o Ishii, el o los actores que presenten lista para enfrentar al dividido y herido oficialismo provincial, sea otro jugador, o mejor dicho "el jugador".

Lo que es un rumor que los "massistas" niegan y los "Justicialistas K" no quieren  ver, es que tal vez sean que los "renovadores" salgan a competir abiertamente, por el PJ bonaerense. Una fuente kirchnerista que mantiene diálogo con Juan Amondarían y con el intendente Pablo Bruera, "en off", reservando su nombre informó a CadenaBA que "hay una preocupación importante porque Massa es probable que juegue con Malena (Galmarini). Ya esta confirmado que juegan en San Martín, Pilar y Hurlingham". Con lo cual lleva a un ultimo interrogante, si esto llegara a ocurrir, Hugo Moyano y sus huestes sindicales bonaerenses por un lado y Francisco de Narváez saldrán de su silencioso legarto y también jugaran. 

Demasiadas complejidades, lo que augura un fin de semana de teléfonos al rojo vivo a lo largo y hancho de la Provincia, con ramificaciones del la Cudad Autónoma de Buenos y vaya uno a saber desde y hasta en que lugar recóndito del país tendran lugar las consultas y amplificación de las conversaciones.

La Plata

En La Plata, por estas horas, Pablo Bruera y Julio Alak, son las figuras sobresalientes dentro del Justicialismo, de ellos, depende si el amplio sector que conforma del Justicislismo afín al Municipio por un lado y a la Presidenta por otro vayan "unidos" o "se pinten la cara" y compitan, en un distrito donde puede terminar habiendo cuatro listas.  

CAGL

  




PI Global Media