20-02-2019
Luego de los saqueos
Alcaldes bonaerenses cruzaron a Moyano y respaldaron a CFK
Intendentes bonaerenses rechazó con énfasis la acusación que el líder sindical hizo al Gobierno nacional sobre estar detrás de los saqueos de las últimas horas, respaldó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y volvió a señalar al Camionero como uno de los responsables de los desmanes.

Se trata de alcaldes locales nucleados en la Federación Argentina de Municipios (FAM), cuyo titular, el alcalde de Florencio Varela, Julio Pereyra, sostuvo "culpar al Gobierno de los saqueos es descabellado, irresponsable, una barbaridad que no resiste ningún análisis y que no contribuye en nada a la convivencia y paz social de los argentinos".

"Los que vivimos en otras etapas -prosiguió-, con movilizaciones sociales y reclamos, nos hacen dar cuenta que los hechos de violencia que ahora vemos no son casuales, no hay duda que hay sectores que quieren desestabilizar".

Por su parte, el titular de la FAM Bonaerense e intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo aseguró setar seguro de que lo sucedido fue "planificado unas horas antes y se dio porque evidentemente tiene una organización detrás" y agregó "no hace falta que nos cuente ninguna persona, porque conocemos cada uno de esos barrios".

Su par de Avellaneda, Jorge Ferraresi, en la misma línea, expresó "los ataques y robos a supermercados no son espontáneas sino que están claramente organizados y responden a sectores que quieren desestabilizar el estado en el que se encuentra la Argentina".
 
María Fassi, intendenta de Cañuelas, resaltó "uno de los sectores de la sociedad que más beneficios obtuvo en materia de inclusión social, trabajo, salud y educación desde el 2003 ha sido la clase obrera", y luego manifestó "cierta burguesía sindical se esconde detrás de otras banderas que lejos están de las del movimiento nacional y popular".

El intendente de Berazategui, Juan Patricio Mussi, no dudó en que los hechos "tienen una clara intención política". Al respecto, señaló "los trabajadores de nuestro país estaban en sus puestos laborales, y de ninguna manera estaban rompiendo supermercados".
 
Para Daniel Di Sabatino, de San Vicente, "no es casualidad las fechas simbólicas que estamos pasando, tampoco lo que ocurrió hace 2 años atrás. Acá hay una tentativa a provocar al gobierno nacional y a la sociedad".

En tanto, el alcalde de Lanús, Darío Díaz Perez, indicó "está descartado que hay una demanda alimentaria, hay que interpretar una actitud sospechosa y desestabilizadora por parte de algunos sectores que evidentemente no quieren seguir viviendo en democracia".
 
Aníbal Regueiro, indendentede Presidente Perón, afirmó "los agravios con los que el camionero Hugo Moyano descalificó al Gobierno nacional son propios de quien no tiene proyecto y que sólo lo mueven las ambiciones personales".

"Los que vivimos en el Conurbano -continuó- y sufrimos la crisis del 2001 sabemos cuándo estas acciones son organizadas y no son espontáneas".

Desde Berisso, su intendente, Enrique Slezack, aseguró "la situación que se está viviendo en estas fechas claves sin duda está organizada, de parte de los sectores del sindicalismo, a quienes se tiene que investigar y sacar a la luz a los responsables de estos actos de vandalismos y de quienes hicieron las convocatorias".

En referencia al líder sindical, Slezack dijo "Hugo Moyano salió a desmentir algo que no debería haber hecho. Salió aclarar lo que supuestamente no tenía que aclarar, y esto le jugó una mala pasada, porque la gente ya empieza a percibir y se dan cuenta lo que actualmente está pasando".

Luis Andreotti, intendente de San Fernando también hizo énfasis en que "no hay una necesidad de comida en el país" y agregó que se trata de "grupos que incentivan a marginales".