27-06-2017
Escándalos en Tigre, escándalos en Brazil
Sergio Massa y una noche negra para olvidar o aprender
Este miércoles por la noche debía ser una noche de gloria para el ascendente alcalde local tigresense Sergio Massa; pero el diablo metió la cola y casi se cae una tribuna antes del comienzo de partido Federer - Del Potro; abuchearon a un invitado vip y de postre la escandalosa final con partido interrumpido entre san Pablo y Tigre.
Sergio Massa es un exitoso, así lo presentan y él es un meticuloso del marketing del éxito.

Ayer miércoles tenía todas las de ganar y mostrar este jueves por la mañana en los medios gráficos, tv, portales de noticias y radios,  su sonrisa de dientes blanqueados, su voz segura con sus inteligentes frases de la "obviedad y el sentido común"; pero a veces las cosas no salen como están planificadas y pasa lo que pasa.

Primeramente, en el promocionado partido Federer y Del Potro; alrededor de media hora antes -donde ya el público asistente estaba molesto por el atraso del partido- la tribuna A del improvisado estadio se movió y varios tablones y caños cedieron provocando primero pánico y luego indignación de quienes pagaron más de $ 1.000 y veían que no podían ocupar sus asientos. 

A eso se le sumo la aparición entre el público de un invitado vip, juez federal Norberto Oyarbide. Que había llegado al predio a orillas del Delta cerca de las 20 y con fuerte custodio y se había dirigido derecho a la "carpa vip" donde compartió un cocktail con organizadores y otros invitados famosos, incluidos los protagonistas Federer y Del Potro que hicieron un breve paso por el lugar.

El show televisivo que se transmitía en pantallas gigantes dentro del estadio hizo que en un paneo de las figuras como Susana Jiménez, su hija Mercedes Sarrabayrouse, Florencia de la V y en una de esas lo mostraron al "famoso" magistrado; lo que hizo que la gente presente que protestaba por el problema de la caída de la tribuna y el retraso del partido y en un solo grito los 20.000 asistentes corearan "Oyarbide ladrón, Oyarbide ladrón, sos un hdp.... que te parió".

Las 20.000 almas le gritaron que se retirara pero el juez se estacó a su butaca. Además alguien de la tribuna le gritó: "Roger, Oyarbide te esta mirando...". Ahí el estadio explotó en una sola carcajada. 

El otro que la paso mal, fue el locutor del evento, Jorge Rial, quien figuró segundo en el ranking de insultos.

Y por último, como si fuera poco el escándalo del partido de Tigre con San Pablo, en el estadio "Morumbí"; donde al terminar el primer tiempo y con el "Matador" perdiendo 2 a 0, cuando al término del primer tiempo; jugadores e integrantes de la delegación argentina fueron amenazados con armas de fuego y golpeados cuando ingresaban al vestuario visitante.

El arquero Damián Albil, quien sufrió un culatazo en el pecho, "pudo haber sido mucho peor". "Viendo lo que pasó, me parece que estaba todo armado", agregó.

Ante todo esto, Segio Massa, en su rol de presidente del Tigre banco a los jugadores por la decisión que tomaron de no salir a jugar y pidió responsables por las agresiones y dijo que la AFA "debe hacer una fuerte protesta". "Es una de las páginas más vergonzosas del fútbol brasileño", remató.

Miércoles 12/12/2012; que no habrá sido del "fin del mundo" para el promocionado intendente de Tigre; pero por lo menos como decía Jorge Guinzburg en el recordado programa de humor "Peor es nada", en el papel de Tusam: "puede fallar".

El mejor marketing, la mejor promoción en este mundo "posmo" y alocado de incertidumbres y complejidades, puede fallar. 

¿Habrá aprendido Massita que con la contención mediática a veces no alcanza?

 ¿Qué con sus amigos neoliberales de los grandes negocios, de muchas ganancias y pocos servicios pasó lo que pasó en el improvisado estadio?

¿Qué los partidos de futbol se ganan con ideas, goles y con 'huevos', no con blancas y radiantes sonrisas? Igual que en la política..., ¿no?

CAGL




PI Global Media